Maltrato animal

Investigan a un vecino del Valle Aranguren por la desaparición de una perra y su posterior hallazgo ahorcada

Una pareja ha denunciado en su Instagram que un desconocido raptó a su perra y tras seguirle la encontraron ahorcada: "No entendemos como se le puede hacer eso a un animal". Un vecino de 34 años está siendo investigado por los hechos.

Raptan a una perra en Navarra y minutos después aparece ahorcada: "Nos sentimos impotentes"

Instagram: lau_laulua Raptan a una perra en Navarra y minutos después aparece ahorcada: "Nos sentimos impotentes"

Publicidad

La Guardia Civil investiga a un vecino del Valle Aranguren de 34 años por la desaparición de la perra galga que fue secuestrada y, momentos después, apareció ahorcada. El suceso, que sucedió el pasado día 26 mientras adiestraban al animal, todavía lo investiga el Seprona.

Los dueños de Duna aseguran que no conocen de nada al investigado. "No sabemos si la finca es de él o no, pero si tiene acceso, de él o de la familia. No sé", afirman. Además, el propietario también se ha desvinculado de una concentración convocada frente a la puerta del negocio del investigado. La abogada encargada del caso ha explicado también que el principal sospechoso va a pasar a disposición judicial. En cuanto el caso llegue al juez, afirma, se podrá tener más información sobre un posible móvil.

Laura Blázquez y su novio Juanma Trillo, contaron en una publicación en Instagram el momento en el que un desconocido raptó a su perra y la ahorcó en una de sus fincas particulares, situada en la localidad de Tajonar.

En la publicación, explican que al principio pensaban que se había perdido pero después vieron que estaba demasiado lejos y se pusieron en lo peor. Después de que el hombre raptara a su perra Duna ellos siguieron a la furgoneta y cuando llegaron al lugar el animal ya estaba ahorcado.

Al llegar al lugar donde el desconocido había aparcado la furgoneta, se dieron cuenta que la señal de GPS no se movía de esa zona y se separaron para buscarla. La pareja pensó que la perra podía haberse desorientado en busca de comida, pero estaban demasiado lejos, todo hacía presagiar una tragedia: "No nos respondía, ni la oíamos ladrar. Así que aquello nos pareció muy raro".

"No entendemos como se puede hacer eso a un ser vivo"

La búsqueda no pudo tener peor desenlace: "Ya no respiraba, había pasado tiempo desde que se la había llevado el hombre de la furgoneta", explican.

La pareja denunció los hechos ante el Seprona: "No entendemos como se puede tener la sangre fría de hacer eso a un ser vivo. Nos sentimos desolados, rotos, impotentes... Vamos a pelear, y sacar fuerzas de donde sea para que esto no le vuelva a pasar a nadie".

Laura y Juanma siguen sin dar crédito a lo sucedido y no entienden como una persona puede hacer algo así: "Era nuestra perrita, la alegría de la casa. Era muy cariñosa y confiada, se acercaba a cualquiera... Duna llevaba un abrigo puesto, estábamos allí, nos vio y lo hizo en nuestras narices. Esto no fue un arrebato, sabía lo que iba a hacer y demuestra no tener ningún tipo de empatía con la vida", han explicado en el 'Diario de Navarra'.

Publicidad