97.002500

Publicidad

Rafael Amargo

Rafael Amargo, cabizbajo y oculto bajo una capucha, es conducido ante el juez

El bailarín Rafael Amargo ha salido poco después de las 11.30 de una comisaría madrileña hacia los juzgados de Plaza Castilla para responder ante un juez de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo ha salido, escoltado por la policía, de la Comisaría de Leganitos en Madrid para ser conducido ante el juez.

Rafael Amargo, que lleva dos días, desde que fue detenido, en dependencias policiales, ha salido cabizbajo, tapado con una capucha junto con su productor, también detenido en relación con los hechos.

En un coche patrulla es conducido a los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid donde va a ser interrogado por un juez. Tendrá que responder por dos delitos, el de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

El bailarín fue detenido en torno a las ocho de la tarde de este martes en el Teatro La Latina de Madrid tras terminar un ensayo de su nueva obra, que esperaba presentar este jueves.

También fueron arrestadas otras tres personas, entre ellas la pareja del artista y su productor, tras una laboriosa investigación que ha tenido más de un año a los agentes sobre la pista del artista granadino.

Metanfetamina, ketamina

La Policía Nacional realizó varios registros en las propiedades de Rafael Amargo en Madrid, donde halló 60 gramos de metanfetamina, 20 gramos de ketamina y 6.000 euros en efectivo.

La operación está bajo secreto por orden judicial, si bien las fuentes han precisado que Amargo está en principio imputado por un delito de pertenencia a organización criminal y otro de tráfico de estupefacientes.

No ha querido declarar ante la policía

El bailarín se acogió a su derecho a no declarar ante la Policía Nacional y fue ayer miércoles cuando recibió la visita de su abogado, Cándido Conde Pumpido que asegura que el artista solo tenía "pequeñas cantidades para el consumo".

El letrado calificó de "contrasentido" el hecho de que la Policía sitúe a Rafael Amargo "en la cúspide de una organización criminal que debería estar ganando muchísimo dinero", cuando "todos sabemos que Rafa no está en su mejor momento económico".

"Si existiera esa organización no tendría ningún tipo de problema económico. Es otro indicio de que las cosas no son como se cuentan", añadió el letrado, que se ocupa de la defensa de Rafael Amargo, su pareja y su productor.

Conde-Pumpido confía en que el artista salga en libertad para poder estrenar su espectáculo "Yerma" en el Teatro de La Latina.

Publicidad