Libertad provisional

Queda en libertad provisional el presunto secuestrador de Terrassa, Barcelona, por falta de pruebas

Fue el pasado martes cuando los Mossos d'Esquadra liberaron a una joven que fue secuestrada y agredida sexualmente en múltiples ocaciones. Ahora, su presunto autor ha sido puesto en libertad.

Imagen de un coche de los Mossos d'Esquadra

Imagen de un coche de los Mossos d'Esquadra Mossos

Publicidad

El acusado de secuestrar y agredir sexualmente a una joven en Terrassa, Barcelona, quien tiene 35 años, ha quedado en libertad provisional por falta de pruebas de laboratorio tras pasar a disposición judicial en la mañana del día de ayer.

Este hombre, a quien recibió el juzgado de Instrucción 4 de Terrassa, fue detenido el pasado martes por un delito de detención ilegal, agresiones sexuales, amenazas y contra la salud pública. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, han declarado el acusado, tres testigos y la víctima. Tras ello, el juez ha acordado la libertad provisional del investigado por falta de resultados de pruebas de laboratorio.

¿Se han impuesto medidas?

A pesar de quedar en libertad provisional, se le ha impuesto la obligación de presentarse semanalmente ante la autoridad judicial, la prohibición de salida del país, la retirada de pasaporte y una orden de protección a la víctima, de modo que se le prohíbe la comunicación de cualquier tipo con ella. También tendrá la obligación de mantener una distancia mínima de 500 metros del lugar de residencia, trabajo, estudios u otra circunstancia.

Los Mossos d'Esquadra liberaron a la joven el pasado martes sobre las 13:00 horas tras encontrarla en una cabaña en una zona boscosa de Les Fonts, después de que un conocido de la víctima les alertara de que la joven podía estar secuestrada. La víctima y el presunto autor "no eran desconocidos". Todo apunta a que eran pareja.

Tras la liberación, la joven fue trasladada a un hospital para ser evaluada médicamente. Allí, se trataron de curar las lesiones que presentaba como consecuencia de las agresiones que ha sufrido. La familia de la joven agradeció a los Mossos d´Esquadra su intervención, que fue de lo más rápida, y que fue condicional para poder salvar la vida de esta muchacha, tras una semana temiendo por su vida durante su cautiverio.

Publicidad