156

Publicidad

Coronavirus

Por qué un test de anticuerpos no protege del coronavirus en las reuniones de Navidad

Los test de anticuerpos no protegen frente a las reuniones de Nochebuena y Navidad contra el coronavirus. Estos solo detectan si se ha pasado el virus o si no se ha hecho.

En resumen

Llega una Nochebuena diferente tras la llegada del coronavirus. Recientemente se ha autorizado la venta de test de anticuerpos para detectar el coronavirus en farmacias. Sin embargo, puede no proteger a familiares en las reuniones de Navidad.

Este test no se considera uno para diagnosticar el coronavirus, sino que se considera una prueba rápida para detectar anticuerpos. Este tipo de test detecta la respuesta inmunitaria de una persona frente a un patógeno.

Por ello, si el resultado de ese test sale negativo, significa que no se ha estado en contacto con el coronavirus. En cambio, si sale positivo significa que esa persona sí ha estado en contacto con el virus.

Existe la posibilidad de que se realice la prueba mientras se está infectado, pero que no se han producido anticuerpos y el resultado del test dé negativo. Puede llegar a provocar nuevos contagios en las reuniones de Nochebuena y de Navidad, en este caso.

Tardan en aparecer entre 10 y 20 días

Los anticuerpos tardan en aparecer entre 10 y 20 días. Se diferencian dos tipos: los IgM y los IgG. Los primeros actúan inicialmente en la respuesta inmune hasta que se han formado suficientes IgG, que son los que proporcionan la protección inmunitaria.

Cuando una persona ha dado positivo en el test de anticuerpos, significa que ha estado en contacto con el coronavirus. Se tiene inmunidad, pero no se puede asegurar cuánto tiempo permanecerá, ya que todavía no se conoce.

Es por ello que se necesita una prescripción médica y se dispensan solo en farmacias. Este tipo de prueba contra el coronavirus permite conocer dicho resultado rápidamente.

Existen diferentes tipos de pruebas concretas. Las PCR o los test de antígenos detectan la presencia del virus. Esa es la diferencia con los test de anticuerpos, que solo indica si se ha pasado o no.

Por ello, la realización de este tipo de test no confirma que se puedan proteger a los asistentes a las reuniones durante las Navidades. Sigue existiendo el riesgo de contagio.

Publicidad