Publicidad

Niñas desaparecidas Tenerife

¿Qué se sabe y qué no sobre la desaparición de las niñas de Tenerife?

Anna y Olivia llevan más de un mes desaparecidas. Entre las últimas novedades, un buque equipado con un sonar y un robot sigue rastreando el fondo marino de Tenerife para obtener nuevas pistas.

Anna y Olivia llevan más de un mes desaparecidas desde que el pasado 27 de abril su padre, Tomás Gimeno, no las entregara a su madre. En este tiempo, la investigación está siendo exhaustiva y ahora se centra en rastrear el fondo marino para obtener nuevas pistas.

Por séptimo día consecutivo, el buque Ángeles Alvariño, puesto a disposición por el Instituto Español de Oceanografía, está rastreando el fondo marino y lleva incorporados un sonar y un robot para examinar un área de unas 10 millas cuadradas, frente al litoral de Santa Cruz de Tenerife, prestando especial atención en la zona donde fue hallada la barca de Tomás Gimeno. En los días que lleva trabajando, el buque no ha encontrado ningún objeto relevante para el caso.

Los investigadores han podido realizar un duplicado de la tarjeta del móvil del padre de las niñas con la que se están obtenido datos sobre sus últimos movimientos y que ha permitido, por ejemplo, delimitar un área para los trabajos del Ángeles Alvariño.

Últimos pasos de Tomás Gimeno

También se han podido reconstruir los últimos pasos de Tomás Gimeno. El día de la desaparición, Gimeno fue al puerto donde tenía atracada su barca y las cámaras de seguridad y el vigilante vieron como introducía dos macutos en la embarcación y luego zarpó para regresar a las 2 horas. En ese periodo de tiempo, recibió una llamada de la madre de las pequeñas y le dijo "no vas a ver nunca más a las niñas".

Después, regresó a puerto compró tabaco y un cargador y volvió a salir al mar. Al día siguiente, el 28 de abril, se encuentra su barca a la deriva y sin nadie a bordo. En esa zona, el dispositivo de búsqueda encontró flotando en el mar una silla de retención infantil perteneciente a una de las niñas.

Además, la Guardia Civil ha registrado en varias ocasiones el domicilio de Gimeno y también han comprobado que hizo algunos traspasos de pertenencias, como un coche de alta gama, que dio a su padre unos días antes de la desaparición.

Principales interrogantes

Todavía se sigue investigando el porqué de la desaparición de las niñas. La Guardia Civil ha elaborado un 'perfil psicológico' y ven probable que el principal motivo haya sido la separación de la madre de Anna y Olivia y posteriormente descubrir que tenía una nueva pareja.

El principal interrogante sigue siendo su paradero. En los primeros momentos de la investigación, se llegó a pensar que Tomás Gimeno no había salido de Tenerife y luego se creyó que podría haber huido a Sudáfrica. Sin embargo, ninguna de estas hipótesis se ha confirmado y se sigue trabajando para encontrar nuevas pistas y lleven a su paradero.

Desde el entorno de la madre siguen confiando en que los 3 siguen con vida. Un portavoz de la familia ha asegurado que creen que "no hay ningún indicio para pensar en el peor de los desenlaces. Lo peor inimaginable ha quedado descartado."

Publicidad