Aunque el equipaje de mano es el que, en principio, viajará contigo en el avión, puede que acabe en el maletero. Lo que sí que es seguro es que la llevarás contigo en el control de seguridad. Las medidas varían en función de la compañía, pero suelen ser de 40 x 20 x 55 centímetros para la maleta y 40 x 20 x 25 en el caso del bolso. En este último es en el que deberás llevar lo más importante ya que es el que con mayor seguridad viajará contigo.

En la maleta de mano se puede llevar ropa y jabones o algunos líquidos, aunque con restricciones. Los líquidos permitidos tienen un máximo de 1 litro en botes de máximo 100 ml. Además, deberán ir en una bolsa de plástico transparente con un sistema de apertura/cierre de aproximadamente 20 x 20 cm. Si deseas llevar más líquidos o cremas, deberás utilizar la maleta facturada.

No se podrá llevar en la maleta de mano tijeras o explosivos, ni tampoco pistolas y otros dispositivos que disparen proyectiles como armas de fuego; pistolas de juguete; pistolas lanza-bengalas y pistolas de señalización; arcos, ballesta y flechas; pistolas de arpón y de pesca submarina; hondas y catapultas; piezas de las armas de fuego; armas de aire comprimido; dispositivos de aturdimiento; pistolas paralizantes, tasers y bastones paralizantes; aturdidores para animales y pistolas de matarife; productos químicos neutralizantes e incapacitantes, gases y aerosoles, y objetos puntiagudos o con el borde afilado.

Tampoco está permitido llevar herramientas que se puedan utilizar para provocar lesiones graves o amenazar la seguridad del avión, tales como palancas, taladros y brocas, sierras, sopletes, herramientas con una hoja o un eje de más de 6 cm. que puedan utilizarse como arma, pistolas de pistones y pistolas de clavos e instrumentos contundentes.