Campaña del brazalete azul

Publicidad

Coronavirus

Por qué las personas con autismo necesitan salir a la calle durante el confinamiento por el coronavirus

Para las personas con autismo el confinamiento por el coronavirus puede ser una "catástrofe" por eso ellos tienen permitido salir a la calle.

El confinamiento por el coronavirus afecta a todo el mundo pero muy sensiblemente a los niños y más a los que padecen un Trastorno del Espectro Autista (TEA), para ellos es una "auténtica catástrofe" para sus padres puesto que el encierro puede acarrearles serios problemas de estrés, ansiedad y de agravamiento de conductas obsesivas.

El colectivo, a través de Autismo España, ha tenido que iniciar una campaña para pedir la comprensión de una parte de la ciudadanía que les hostiga, increpa e insulta desde sus ventanas cuando salen a la calle, según ha denunciado esta organización. Un derecho que les reconoce el ministerio de Sanidad. Las personas con discapacidad o con alteraciones conductuales, como espectro autista y conductas disruptivas, pueden circular por la vía pública con un acompañante.

Hoy que se conmemora el Día Mundial del Autismo, esperan que la intolerancia quede eclipsada por el resto de los ciudadanos, a los que piden que iluminen sus balcones con iluminar con móviles o linternas a las 21 horas.

En España están identificadas con TEA, según el Imserso, 62.275 personas, pero Autismo España sostiene que la cifra es mucho mayor. El 75 % de los identificados tienen menos de 19 años y el 52 % entre 5 y 14 años, aunque muchas veces el diagnóstico puede llegar finalizada la etapa escolar e incluso más tarde.

Publicidad