¿Qué es la fosfina?

Publicidad

Vida en Venus

¿Qué es la fosfina y por qué este gas que huele a pescado prueba la vida en Venus?

Los microbios son siempre noticia en el espacio. Son sinónimo de vida así que cualquier hallazgo que apunte a su existencia en un planeta supone un gran descubrimiento. Venus ha saltado a los titulares por su relación con la fosfina, un gas producido por microbios, es decir por organismos vivos.

La fosfina se ha convertido en una sorpresa para los científicos que investigan los misterios de Venus. Su presencia apunta a la posibilidad de vida en el planeta Venus según una investigación publicada en la revista Nature Astronomy.

Los investigadores han descubierto que las nubes altas de Venus contienen fosfina, un gas que tiene relación directa con organismos vivos.

¿Qué es la fosfina?

La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) define la fosfina como un gas incoloro, con olor a ajo o pescado podrido que es inflamable y que explota a temperatura ambiente. Se utiliza en la industria de plásticos y semiconductores pero también como insecticida. Incluso aparece en la elaboración de algunas drogas como las metanfetaminas. Se puede lograr por lo tanto de forma industrial pero también de forma natural gracias a algunos microorganismos.

Microorganismos que no necesitan oxígeno

La clave es que es trata de microorganismos que pueden sobrevivir sin oxígeno. En el caso de Venus los científicos consideran este aspecto muy relevante porque confirmar la presencia de vida es muy complicado. Aseguran que su presencia en Venus sólo puede tener dos explicaciones o que se deba a un proceso geoquímico desconocido o al más probable de que haya organismos vivos que producen ese gas.

Aún así los científicos tienen aún que confirmar lo que de momento es un resultado preliminar sobre el planeta más cercano a la Tierra, un planeta rocoso de un tamaño similar al nuestro pero con una atmósfera irrespirable compuesta por gases muy tóxicos que elevan la temperatura de la superficie por encima de los 400 grados.

De hecho en 2019 el mismo equipo de investigadores publicó otro estudio en que ya apuntaban a que la presencia de fosfina en planetas rocoss y templados indica claramente la presencia de vida.

Publicidad