El primer beso de una madre a su bebé cuando nace es uno de los más especiales que se pueden contemplar. Pero también el primero que se da una pareja recién casada, o el que le dedica un nieto a sus abuelos.

Es un gesto tan rutinario que a veces no le damos la importancia que tiene, pero esta sencilla forma de expresar cariño ha sido digna de un Día Internacional.

Esta fecha se celebra el 13 de abril y su origen está en un beso muy especial en un concurso celebrado cada año en Tailandia.

 

La pareja formada Ekkachai and Laksana Tiranarat batió el récord del mundo en febrero de 2011 en la ciudad de Pattaya con un beso de 46 horas, 24 minutos y 9 segundos. No conformes con ello, al año siguiente volvieron a presentarse para superarse de nuevo, con un beso que alcanzó las 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. Los participantes no podían sentarse ni dormir y si necesitaban ir al servicio, debían hacerlo juntos. La pareja ganadora recibió unos 2.500 euros y dos anillos de diamantes.

Ekkachai and Laksana Tiranarat | Telegraph.co.uk

También hay una iniciativa que conmemora el Día del Beso cada 6 de julio.