Ley 'solo sí es sí'

Pulseras telemáticas para excarcelados por la Ley del 'solo sí es sí': ¿es legal, quién lo tiene que pedir y autorizar?

Ya son 189 las rebajas de condenas a violadores y 23 los excarcelados. Aquí todos los detalles sobre las pulseras telemáticas que Igualdad pone a disposición de la Justicia.

Publicidad

El goteo de rebajas de penas y excarcelados por la Ley del 'solo sí es sí' continúa. Los datos son claros: ya van 189 rebajas de condenas a violadores y 23 excarcelados. Para estos últimos, los que salgan de prisión por esta ley, Igualdad anuncia que pone a disposición de la Justicia pulseras telemáticas. En Antena 3 Noticias preguntamos a los expertos si esto es legal, quién lo tiene que solicitar y quién debe autorizarlo.

El Ministerio de Igualdad, a través de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género, dio una instrucción en diciembre ante las revisiones de las penas por la entrada en vigor de la Ley del 'solo sí es sí' para que se atendieran en 24 horas las instalaciones de dispositivos de control telemático por excarcelaciones sorpresivas o inesperadas. La delegada del Gobierno, Victoria Rosell, ha explicado en un acto que actualmente hay algo más de 3.000 de estas pulseras en uso y que se podrían usar hasta 4.000, después de firmar un acuerdo por los próximos dos años.

Estas pulseras telemáticas se emplean con el objetivo de proteger a las víctimas de violencia de género. En las imágenes que acompañan esta noticia se puede apreciar cómo son los dispositivos, brazaletes que Igualdad quiere ahora extender a las agresiones sexuales.

¿Quién debe solicitarla y quién ha de aprobarla?

Estas pulseras telemáticas pueden ser solicitadas por la propia víctima o la Fiscalía, pero es el juez quien debe dar su aprobación, ya que estudiará caso por caso para ver en cuál de ellos es necesario. La Catedrática de Derecho Penal de la Universidad de A Coruña, Patricia Faraldo, explica que "depende de la peligrosidad del sujeto". Es decir, no se trata de un proceso que se realiza de manera automática.

Esto servirá para tener controlado a ese agresor sexual en todo momento en caso de que tenga la medida de libertad vigilada. Faraldo asegura que "puede durar entre cinco y diez años más que la pena de prisión impuesta".

La idea es que esas pulseras telemáticas se activen lo antes posible, en 24 horas. Según Igualdad, lo pidieron en diciembre, dos meses después de la entrada en vigor de la Ley del 'solo sí es sí', aunque de momento ninguna mujer lo ha solicitado.

Publicidad