96.896871

Publicidad

Pulpo

Sin pulpo de Galicia en los mercados durante el mes de junio por el arranque de la veda y por el coronavirus

Hoy arranca la veda de pulpo por lo que las embarcaciones dedicadas a la captura de este cefalópodo con nasas deberán retirarlas de su calado y llevarlas a puerto. Debido al confinamiento por coronavirus, el pulpo ya ha contado con un tiempo extra de protección y este año la veda es más corta.Estaremos un mes sin pulpo.

En resumen

  • La veda de pulpo este año durará un mes y no dos como es habitual
  • El objetivo es doble: evitar la sobreexplotación y salvaguardar la reproducción de la especie
  • El confinamiento por coronavirus ha dado un período extra de regeneración al pulpo

Hoy 29 de junio comienza la veda del pulpo que quiere decir que, a partir de este viernes, y hasta el 1 de julio, queda prohibida la captura de esta especie, por medio de cualquier arte, en aguas en las que Galicia tiene competencias en marisqueo. Por lo tanto, las embarcaciones dedicadas a la captura de este cefalópodo con nasas deberán retirarlas de su calado y llevarlas a puerto.

El tiempo de veda es también aplicable a la pesca marítima de recreo y a las capturas con cualquier otra arte de pesca distinto de la nasa para pulpo.

Normalmente el periodo de veda es de dos meses, en esta ocasión será más corto, de tan sólo un mes. Se debe a los temporales y también al período de confinamiento por pandemia de coronavirus, al no haber faenado el pulpo ha contado ya con una veda extra y se ha frenado la sobreexplotación.

Según el patrón mayor de la cofradía de pescadores de Bueu (Pontevedra), José Manuel Rosas, esto se debe a que este año durante más días que en otras campañas los marineros no pudieron salir a faenar: en este invierno por los sucesivos temporales que azotaron la costa gallega y, en los últimos dos meses, el coronavirus obligó a quedarse en tierra para el confinamiento y evitar los contagios a bordo.

Todos los años se realiza un periodo de veda con el fin de ajustar la gestión pesquera al ciclo de vida de la especie del pulpo y así proteger su reproducción y contribuir a una explotación más sostenible.

De esta forma, además, podremos disfrutar, con garantías, del pulpo en nuestras rías de Galicia y, por supuesto, en nuestros platos también.

Publicidad