La Puerta del Sol de Madrid será peatonal a partir del próximo 20 de agosto

Publicidad

Circulación

La Puerta del Sol de Madrid será peatonal a partir del próximo 20 de agosto

Una parte de la calle Mayor, la única que interrumpía ya el paso de los peatones en la Puerta del Sol, quedará cerrada a partir del jueves.

En resumen

  • La peatonalización se lleva a cabo sin vallas, para permitir el carga y descarga

Madrid elimina los coches definitivamente de la Puerta del Sol a partir del próximo jueves, 20 de agosto, cerrando al tráfico un tramo de la calle Mayor, la única que interrumpía ya el paso de los peatones. Las obras para peatonalizar la Puerta del Sol se han adelantado por las reformas del Kilómetro Cero.

Los coches dejarán de pasar por el tramo de la calle Mayor desde Esparteros y también desde la calle Alcalá hasta la plaza de Sevilla, y en la Carrera de San Jerónimo hasta Canalejas. Además, se cerrará el tráfico en las intrincadas perpendiculares del entorno: Espoz y Mina y la calle de la Victoria. Los viandantes tendrán vía libre para pasear hasta Canalejas y Sevilla.

El alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP) culmina con esta actuación un camino emprendido por Alberto Ruiz Gallardón (PP), artífice del cierre al tráfico de Arenal, Montera y la plaza de Callao, al que siguió el de Carretas en la etapa de Manuela Carmena. En total 5.546 metros cuadrados más dedicados al peatón, con los que el alcalde de la capital quiere dar ejemplo de ejecución tras cumplir año de mandato: “Este es un gobierno que actúa, que toma decisiones, que entiende la sostenibilidad como un compromiso, no solo como una pancarta", afirmó el pasado 10 de julio, cuando anunció que adelantaba la peatonalización de Sol.

El responsable de Medio Ambiente y Movilidad, el concejal del PP Borja Carabante, destaca en declaraciones a Efe que la de Sol será “la primera de las 21 peatonalizaciones” que acometerán en cada uno de los distritos como parte de Madrid 360, su estrategia “para luchar contra la contaminación”. Como ya hiciese su antecesora con la ampliación de aceras de Gran Vía, el alcalde anticipa el espacio peatonal sin esperar a las obras que rematarán el nuevo aspecto de la plaza y que se demorarán dos años.

Hasta que empiecen las obras, Sol mantendrá su aspecto actual. La peatonalización se lleva a cabo sin vallas, para permitir el carga y descarga, y haciendo uso de controles de tráfico y señales verticales que se han empezado a instalar ya, con postes tapados a la espera del jueves.

Publicidad