Publicidad

España vaciada

Así es la iniciativa Pueblos Madrina para acoger a familias desfavorecidas y con niños en la España despoblada

Muchos ayuntamientos ofrecen casa y trabajo a familias con niños para intentar que no se cierren las escuelas de los pueblos de la España vaciada.

La iniciativa Pueblos Madrina es la iniciativa que han puesto en marcha muchos ayuntamientos para atraer a familias sin recursos y con niños a pueblos de la España vaciada. Los ayuntamientos les proporcionan casa y trabajo. A cambio, los niños ayudan a que no se cierren las escuelas rurales.

Emilio y Fátima son un matrimonio con 7 hijos que deja la capital, Madrid, para ir a vivir a Santa María del Berrocal, un pueblo de Ávila. Ayer empezaron una nueva vida.

Dejan las colas del hambre, a donde acudieron a por alimentos, para llegar a un pueblo que les brinda una casa y un trabajo. Y además, sus hijos reforzarán el colegio. Este pueblo de la España despoblada va a tener la oportunidad de que su escuela no se cierre.

Han pasado de las colas del hambre y de no tener casa propia a descubrir su nuevo hogar. El alcalde les dio las llaves de una nueva vida. Fátima, la madre de familia, dice que es "increíble" y que nunca pensó que le pudiera tocar a ella. Pero, al final, les tocó: una vivienda de protección oficial y la ayuda de un pueblo.

El alcalde, José Reviriego, explica que es una iniciativa para tener niños en la escuela. "Se les dará la ayuda durante el tiempo que tengan niños en el colegio", cuenta.

Se trata de una escuela que estaba apunto de desaparecer por falta de niños... hasta que llegaron ellos. Rosario Sánchez, la maestra de este pueblo desea que este proyecto salga bien y que los niños "también estén a gusto aquí, que es lo más importante", añade.

Emilio, el padre de esta familia, era albañil, y el pueblo le ha conseguido un trabajo. "Es una vida nueva, llena de ilusión y un futuro", explica. Ahora tienen una nueva casa y un nuevo paisaje. En la lista de espera hay 500 familias más esperando para mudarse a estos pueblos.

El presidente de la Fundación Madrina, Conrado Giménez, dice que hablan sobre todo "con maestras, que son las más interesadas en que no cierre la escuela del pueblo, y con alcaldes, que son los que quieren revitalizar estos pueblos y conseguir estos servicios".

El proyecto se llama Pueblos Madrina, el mundo rural que acoge a los desfavorecidos. El abrazo de la España más humilde.

Publicidad