125.805333

Publicidad

Coronavirus

La psicosis por el coronavirus podría amenazar con colapsar las urgencias y los centros de salud

Ante el aumento de psicosis por coronavirus, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha recomendado que aquellas personas que piensen que tengan síntomas similares al coronavirus permanezcan en sus casas y llamen al 112.

La psicosis a causa del coronavirus no solo ha provocado que las existencias de mascarillas y geles desinfectantes se hayan agotado en todas las farmacias y supermercados. Sin embargo, existe también el miedo de que el temor a contraer el coronavirus llegue a colapsar las urgencias de los hospitales así como de los centros médicos.

Por ello, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha recomendado a toda la población que cree tener síntomas similares a los del coronavirus a que se queden en casa y llamen al 112, que serán los encargados, en primera instancia, de valor la situación epidemiológica de la persona. Esta medida la emite con la intención de evitar que las urgencias se colapsen, sin embargo, desde los colectivos sanitarios afirman que no hay por qué alarmarse porque "no se da ninguna situación excepcional. Se da una situación que se da con cualquier virus que aparece de nuevo", ha declarado Héctor Castiñeira, enfermero del Hospital 12 de Octubre.

No obstante, la psicosis causada por el virus ha provocado que las llamadas a los servicios de urgencia hayan aumentado considerablemente. Por ejemplo, en el servicio de emergencias de Cataluña han pasado de 40 a 1.500 llamadas en muy pocos días y, a pesar de ello, ninguna ha dado positivo. Lo mismo sucede en el centro de atención del 112 ya que según Soledad Martín Fresneda, subdirectora médica del SUMMA, "ayer el número ascendió a 800 llamadas y desde las 12 de la mañana de ayer a las 6 de la mañana de hoy han recibido en torno a 500", por lo que el temor se ha reduciendo poco a poco.

A pesar de que las cifras de infectados en nuestro país continúan aumentando, los autoridades sanitarias nos piden tres cosas: Calma, prudencia y, sobre todo, cordura.

Publicidad