LA UNIVERSIDAD ESTUDIA TOMAR MEDIDAS

Una profesora denuncia las novatadas en la Universidad de La Laguna: "Dos chicas lloraban en un rincón cubiertas de porquería maloliente"

La docente denuncia la escena "dantesca" que pudo observar en el aparcamiento de la Facultad de Medicina y lamenta el extremo al que han llegado las novatadas. "He visto imágenes de los nuevos sentados en el suelo mientras los demás les tiran por encima de todo", cuenta.

Imagen de archivos de unas novatadas

Publicidad

La profesora en la facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna Ángeles Jiménez pide a través de su blog personal que se ponga fin a las novatadas.

En su texto, Jiménez denuncia una escena "dantesca" que pudo observar en el aparcamiento de la Facultad de Medicina: "Dos chicas habían conseguido escapar al cerco con el que rodeaban a los nuevos y lloraban en un rincón completamente cubiertas de porquería maloliente -se adivinaba salsas diversas, huevos-".

"Pero los peores eran los que seguían dentro del cerco de compañeros veteranos", continúa la docente, que asegura que pudo observar a los alumnos nuevos sentados en el suelo mientras los demás les tiraban por encima de todo para "ejecutar una broma de tan escandaloso mal gusto".

Además recuerda que el año anterior le contaron cómo los alumnos antiguos dejaron en ropa interior a un alumno nuevo al que "la humillación lo llevó a plantearse dejar de estudiar Medicina".

El Rectorado rechaza las 'novatadas'

El Rectorado de la Universidad de La Laguna (ULL) ha emitido este jueves un comunicado en el que rechaza las 'novatadas' celebradas días atrás en la Facultad de Medicina porque "no son aceptables" en el centro.

Así, expone que las imágenes difundidas en 'Diario de Avisos' sobre lo ocurrido "ofrecen una imagen absolutamente impropia de un centro educativo y merecen el repudio de la comunidad universitaria".

A su juicio, las 'novatadas' "suponen una grave falta de respeto al alumnado que las sufre y van unidas a vejaciones, humillaciones y acosos aunque haya acuerdo entre todos los participantes", insistiendo en que "estos actos no se pueden aceptar, ni siquiera en el caso de tamizados de broma y de fiesta".

La Universidad asegura que "debe contribuir al más pleno desarrollo de la personalidad de todos sus integrantes y no puede consentir que en sus centros se desarrollen actividades que atenten contra los principios de dignidad e igualdad de las personas".

Por ello, ha anunciado que se constituirá una comisión, con la participación del estudiantado, de las direcciones de los centros, del profesorado y del personal de administración y servicios, para fijar criterios y normas que eviten este tipo de situaciones.

La profesora en la facultad de Medicina de la Universidad de La Laguna Ángeles Jiménez pide a través de su blog personal que se ponga fin a las novatadas.

En su texto, Jiménez denuncia una escena "dantesca" que pudo observar en el aparcamiento de la Facultad de Medicina: "Dos chicas habían conseguido escapar al cerco con el que rodeaban a los nuevos y lloraban en un rincón completamente cubiertas de porquería maloliente -se adivinaba salsas diversas, huevos-".

"Pero los peores eran los que seguían dentro del cerco de compañeros veteranos", continúa la docente, que asegura que pudo observar a los alumnos nuevos sentados en el suelo mientras los demás les tiraban por encima de todo para "ejecutar una broma de tan escandaloso mal gusto".

Además recuerda que el año anterior le contaron cómo los alumnos antiguos dejaron en ropa interior a un alumno nuevo al que "la humillación lo llevó a plantearse dejar de estudiar Medicina".

El Rectorado rechaza las 'novatadas'

El Rectorado de la Universidad de La Laguna (ULL) ha emitido este jueves un comunicado en el que rechaza las 'novatadas' celebradas días atrás en la Facultad de Medicina porque "no son aceptables" en el centro.

Así, expone que las imágenes difundidas en 'Diario de Avisos' sobre lo ocurrido "ofrecen una imagen absolutamente impropia de un centro educativo y merecen el repudio de la comunidad universitaria".

A su juicio, las 'novatadas' "suponen una grave falta de respeto al alumnado que las sufre y van unidas a vejaciones, humillaciones y acosos aunque haya acuerdo entre todos los participantes", insistiendo en que "estos actos no se pueden aceptar, ni siquiera en el caso de tamizados de broma y de fiesta".

La Universidad asegura que "debe contribuir al más pleno desarrollo de la personalidad de todos sus integrantes y no puede consentir que en sus centros se desarrollen actividades que atenten contra los principios de dignidad e igualdad de las personas".

Por ello, ha anunciado que se constituirá una comisión, con la participación del estudiantado, de las direcciones de los centros, del profesorado y del personal de administración y servicios, para fijar criterios y normas que eviten este tipo de situaciones.

Publicidad