La Unidad de Igualdad y Conciliación de la Universidad de Granada (UGR) está investigando la denuncia de una estudiante por supuesto acoso sexual de un profesor contra el que posteriormente han testificado otras seis personas que han declarado haber sido víctimas de "conductas inapropiadas" en el espacio académico.

La primera alumna que ha denunciado el caso ha explicado que el profesor le pidió su teléfono el siete de marzo, tras unos días enferma, y que, en una tutoría, le preguntó que si se "masturbaba" y si "disfrutaba con el sexo".

Le habría pedido que se "sentara a su lado" en lugar de "delante suya" y le habría dicho que su foto de perfil en la aplicación telefónica 'Whatsapp' era "muy provocativa". Después de esto, la estudiante habló con el Decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación y de la Unidad de Igualdad y Conciliación, tras lo que lo contó a su clase por si hubiera casos similares.

A raíz de ello, han surgido nuevos testimonios, y se ha convocado una concentración este jueves en la Facultad de Ciencias de la Educación a las 13,00 horas, bajo el lema 'Fuera acoso de nuestras aulas. Contra el acoso tolerancia cero'.

En un caso anterior, la Universidad de Granada sancionó a otro docente con 90 días de suspensión de empleo y sueldo tras abusar de su condición de profesor para establecer "una relación de cortejo" con una alumna de primer curso tratando de obtener un "beneficio de tipo sexual" para sí, habiendo demandado posteriormente el sancionado a la institución académica en los tribunales.