65.002500

Publicidad

Manuela Chavero

Prisión provisional y sin fianza para el asesino confeso de Manuela Chavero

El autor confeso vivía dos casas de la vivienda de Manuela Chavero, desaparecida hace más de cuatro años.

El juez acusa al asesino confeso de Manuela Chavero de los delitos de detención ilegal y homicidio y ha pasado a prisión provisional sin fianza.

La Guardia Civil le detuvo la noche del pasado jueves. El acusado confesó a los investigadores que mató a la joven, pero mantiene que fue de forma accidental. Ha prestado declaración durante varias horas y ha estado presente en el registro de su domicilio en Monesterio, apenas a dos casas de distancia de donde vivía la joven, que llevaba desaparecida más de cuatro años.

Este domingo salía de su casa, después de declarar durante toda la mañana, el homicida confeso de Manuela Chavero. Y, de nuevo sonaban hacía él los insultos y gritos de asesino de los vecinos.

Durante horas Eugenio estuvo explicando en su casa, lugar supuestamente de la muerte de la víctima, cómo sucedió todo. Cómo murió y por qué él la trasladó hasta su finca donde la enterró. Los agentes han intentado encontrar las incoherencias, los fallos que le delaten.

Mientras tanto siguen analizándose los huesos encontrados para saber si son de Manuela. A su llegada esta tarde a los juzgados de Zafra, le esperaba la misma rabia de la multitud que no le perdona. Los psicólogos estudian su perfil, un hombre que odiaba a las mujeres pero obsesionado con ellas, y en especial con su víctima. Apenas intimaba con nadie, no tenía amigos.

Le habían detenido por cosas menores como robar señales de tráfico pero nadie imaginaba que el hombre que mató a Manuela siguiera viviendo a escasos metros de su casa. Los agentes siguen intentando arrancarle una verdadera confesión.

Publicidad