104

Publicidad

Agresión Linares

La batalla campal nocturna en Linares en protesta a la agresión de dos policías que ha acabado con 14 detenidos

Las protestas que se produjeron ayer por la noche como respuesta a la supuesta agresión en Linares cometida por los dos agentes se han saldado con 13 detenidos.

La jueza del juzgado de instrucción número 3 de Linares en Jaén ha decretado prisión preventiva para los dos policías nacionales acusados de una supuesta agresión a un hombre y su hija en un bar de Linares. Durante la noche se convocaron protestas como respuesta a la supuesta agresión en Linares que han terminado con la detención de 13 personas.

Se trata de un subinspector y un agente de la Policía Nacional que estaban fuera de servicio, ambos detenidos fueron trasladados desde Linares a Jaén, y al conocer su traslado muchas personas se congregaron para protestar por la brutal paliza que propinaron supuestamente a un hombre y a su hija de 14 años.

Los dos detenidos tenían previsto declarar a las 17:00 horas del día de ayer, pero ante las protestas convocadas se decidió trasladarlos a la comisaría de Jaén para que prestasen declaración por videoconferencia. Además de la prisión provisional, a ambos detenidos se les retiró el arma y la placa ayer sábado.

Como consecuencias de estos disturbios en Linares, 13 personas han sido detenidas, dos de ellas menores de edad, pero tal y como han informado fuentes de la Policía Nacional todos ellos han sido puestos en libertad provisional a lo largo de la madrugada. Mientras tanto, la policía continúa investigando para averiguar quiénes fueron los promotores de esta concentración. Además, 20 agentes antidisturbios también resultaron heridos durante la noche de ayer.

En cuanto a los heridos, el hombre fue ingresado en el Hospital San Agustín de Linares con lesiones en la nariz y la cornea. Su hija de 14 años y también ha resultado herida, aunque con menor gravedad.

Desperfectos valorados en 30.000 euros

El Ayuntamiento de Linares ha calculado que los daños producidos por las protestas oscilan entre los 25.000 y los 30.000 euros. Los desperfectos son cuantiosos y afectan sobre todo a marquesinas del servicio de transporte urbano, contenedores del servicio de recogida de residuos orgánicos, cartón y papel; señales de tráfico, vallado perimetral, o cuadros de regulación de semáforos.

Durante toda la mañana operarios y técnicos del ayuntamiento trabajan para limpiar y reparar todos los daños en el mobiliario urbano.

Publicidad