Primark

Primark retira varios platos de comida infantiles por desprender trazas de plomo y formalheído

La cadena irlandesa ha retirado de sus tiendas un modelo de plato que estaba a la venta desde diciembre del pasado año. Además, supera los niveles permitidos por la normativa europea de estos dos componentes.

Imagen de una tienda de Primark

Imagen de una tienda de Primark Getty

Publicidad

Primark, la cadena irlandesa de artículos y moda low cost, retirará del mercado varios platos de madera para niños con forma de conejo, de oso y de arcoíris por liberar -con el uso- trazas de plomo y formaldehído. Estos productos son tóxicos e inflamables respectivamente.

La compañía ha publicado en su página web una nota de prensa en la que destaca que estos productos "no cumplen los elevados estándares de seguridad habituales de Primark", al descubrirse que "libera trazas de plomo y formaldehído en niveles superiores a los permitidos por la normativa de la UE".

En concreto, los números de referencia de los artículos afectados son el 8096001 para el plato con forma de conejito, el 8096002 para el que tiene forma de osito y el 7981401 para el de arcoíris. Además, estos productos han estado a la venta en las tiendas de Primark desde el 27 de noviembre de 2021 (los platos de madera de conejo y oso) y el 03 de junio de 2022 (el de arcoíris).

Por lo tanto, los consumidores que posean estos platos de madera en sus casas deben devolverlo a la tienda Primark más cercana posible, para proceder al reembolso íntegro del dinero. Según solicita la compañía: "Siendo la seguridad de nuestros clientes nuestra máxima prioridad, estamos llevando a cabo la retirada voluntaria de estos productos". Y añade: "Le invitamos a devolverlo en cualquier tienda Primark española, donde se procederá a su reembolso íntegro. No es necesario que presente el justificante de compra ni el recibo para recibir el reembolso".

El plomo y el formaldehído

Según explican desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), el plomo es una sustancia tóxica que, si se ingiere, se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad. Es más, no existe un nivel de exposición al plomo por debajo del cual se puede afirmar que no se sufrirán efectos perjudiciales.

Por su parte, el formaldehído es una sustancia química inflamable que se produce a nivel industrial para la construcción de materiales como tableros de partículas, madera contrachapada y otros productos de madera prensada. Es peligroso en altas concentraciones. Varios estudios realizados a trabajadores expuestos a altos niveles de esta sustancia han indicado que puede estar relacionada con la aparición de cánceres poco comunes y leucemia mieloide.

Publicidad