Asesinato Lardero

El presunto asesino de Lardero podría haber elegido estratégicamente su casa para ver el colegio y el parque

El detenido por el crimen de Lardero habría elegido estratégicamente su domicilio para poder ver desde su casa el colegio y el parque. Los vecinos aseguran que vigilaba desde la ventana y había intentado raptar varias niñas.

Los vecinos del detenido en La Rioja creen que la muerte de Alex podría haberse evitado

Publicidad

El detenido por matar a un niño de nueve años en Lardero, La Rioja, pasó este domingo a disposición judicial. La juez del Juzgado de Instrucción 2 de Logroño decretó prisión provisional comunicada sin fianza. El asesinato del pequeño Álex ha generado una gran conmoción en la ciudadanía española.

Varios vecinos han declarado que no se fiaban de él. Milagros España, cuyo hijo jugaba en el parque de Villa Patro e iba al colegio del mismo nombre, ha apuntado en declaraciones a Europa Press la "casualidad" de que "se haya venido a vivir enfrente de un colegio", y "ha intentado llevarse ya a otras dos niñas".

Otro de los padres de la localidad ha señalado que hasta ahora, el detenido, "solo lo había intentado con niñas, con lo que no sé si no se habrá equivocado y pensó que era una niña", ya que "iba disfrazado de niña del exorcista".

El detenido podría haber elegido estratégicamente el piso en el que residía. Se trata de una tercera planta de un edificio desde el que se puede controlar tanto el colegio del barrio como el parque infantil.

El arrestado, de nacionalidad española y vecino de Lardero, cumplía en agosto de 2023 una condena por el asesinato y agresión sexual a una joven agente inmobiliaria, ocurrido en la capital riojana en 1998, por lo que fue sentenciado a 20 y 10 años de prisión, respectivamente; y en 1993 fue condenado a 7 años de cárcel por otra agresión sexual, que quedó extinguida en mayo de 1997.

La familia cree que el asesinato de Álex se podía haber evitado

Gonzalo Martín, tío abuelo de Álex y portavoz de la familia, ha afirmado que este "asesinato" se podría haber evitado, porque, en los 19 meses que han pasado "desde que este individuo salió de la cárcel, la justicia podría haber hecho algo". "Fue todo en cuestión de un minuto. Sus padres estaban en todo momento pendientes de sus hijos, no se lo llevó por un despiste de sus padres, que están totalmente dedicados a sus dos hijos", ha indicado.

Publicidad