declaración ante la jueza en la Audiencia Provincial de Madrid

Una presunta víctima de agresiones sexuales por parte de su expareja relata cómo su hijo de 21 años evitó una violación

El presunto agresor entró en el dormitorio de la víctima y le pidió que mantuvieran relaciones sexuales, a lo que ella se negó. Sin embargo, el hombre entró en la habitación y la inmovilizó, momento en que el hijo de ambos, tras escuchar a su madre gritar, acudió al dormitorio y retiró a su padre de encima de la mujer.

Audiencia Provincial de Madrid

Publicidad

Una presunta víctima de agresiones sexuales por parte de su expareja en Parla ha relatado cómo su hijo, de 21 años, intervino para evitar una posible violación, aunque éste no pudo impedir que su padre, presuntamente, se abalanzara sobre su madre e intentara forzarla.

Así lo ha contado la mujer en su declaración ante la jueza de la Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid durante el juicio, ya visto para sentencia, en el que también ha sido interrogado su presunto agresor, Juan F.S., quien se enfrenta a 12 años de prisión por los delitos de agresión sexual y maltrato en el ámbito familiar.

El acusado se encuentra interno como medida provisional en el Centro Penitenciario de Valdemoro desde el 13 de mayo del año pasado, fecha en la que ocurrieron supuestamente los hechos. Según relata la Fiscalía, sobre las 23 horas de ese día Juan F.S. se dirigió al domicilio donde aún convivía con su mujer, aunque ésta ya no era su pareja desde hacía tres años.

Allí, según ha relatado la víctima, el presunto agresor entró en el dormitorio de la víctima y le pidió que mantuvieran relaciones sexuales, extremo al que ella se negó aseverando "déjame, no quiero, vete de aquí". Él, sin embargo, se habría abalanzado sobre ella y la desnudó de cintura para abajo situándose encima de ella e inmovilizándola con los brazos. En esa situación, ambos desnudos, intentó masturbarla sin su consentimiento, mientras ella "lloraba sin consuelo".

"Me puse a gritar y a llorar porque me hizo mucho daño", ha explicado la mujer, a lo que ha añadido que el presunto agresor no continuó porque acudió su hijo, quien entró en la habitación y retiró a su padre de encima de su madre. "Lo echamos de la habitación y nos quedamos ahí mientras me vestía, pero luego empezó a golpear la puerta y le tuvimos que abrir. Entró y tiró la televisión y me dijo que me fuera de allí", ha continuado su narración, explicando que la supuesta agresión le dejó dos hematomas en el brazo y el muslo izquierdo.

Tras esto, una vez en el salón y siempre según la víctima, la enganchó del pelo y la arrastró por el suelo hasta la puerta de entrada al grito de "fuera de mi casa, no vales para nada". Su hijo, mientras tanto, se encerró en su cuarto para dar aviso a los agentes de Policía Nacional, que se personaron en el domicilio al finalizar esta última escena. Una vez allí, el presunto agresor habría propinado un puñetazo en el pómulo izquierdo a uno de ellos, según ha relatado el propio agente.

"Durante los tres años en los que convivimos sin ser pareja mantuve relaciones sin consentimiento con él por vergüenza. Lo denuncié muchas veces pero luego las quitaba porque era el padre de mis dos hijos", ha lamentado la mujer, a lo que ha añadido: "Lo he perdonado demasiadas veces".

Publicidad