La despoblación es un problema que afecta a numerosos pueblos que ven como sus habitantes se mudan a las ciudades abandonando sus orígenes. Es el caso de Portalrubio de Guadamejud, una pequeña localidad de Cuenca que llegó a tener 1000 habitantes el siglo pasado. Ahora, solo hay 27 personas censadas. Una situación ante la que han tirado de ingenio para poner a a Portalrubio en el mapa con una serie de vecinos imaginarios que tratan de recordar como eran tiempos pasados.

Con esta especie de muñecos hacen todo tipo de actividades, desde tomar el sol en el banco, hasta conversar en la puerta de casa sentados en una silla. Especialmente sorprendente son los que rememoran a los alumnos que iban a un colegio que desde hace tiempo dejó de existir ante la falta de niños. En la actualidad solo queda uno.

Un pueblo en el que todo es simbólico donde la ruina es la despoblación. Tratan de llamar la atención con este tipo de actos para atraer inversión. Una medida ingeniosa que se une a otras que se llevan a cabo en otros lugares despoblados como Robregordo , donde los vecinos están alquilando sus viviendas vacías para atraer nuevos habitantes. El objetivo es que familias con niños lo alquilen como primera residencia y así lograr repoblar el lugar, en el que viven apenas 47 vecinos, todos con más de 65 años.

>>Todos los reportajes de Antena 3 Noticias de 'La España despoblada'