Una aldea abandonada de Lugo ha sido puesta a la venta. Se trara de Os Pretos da Torre, en donde Xosé Manuel ha vivido aquí desde pequeño pero hace tiempo que ya no hay nadie. Por eso ha decidido poner todas estas tierras a la venta, casi 120.000 metros cuadrados por 140.000 euros

El hombre asegura que no ha dejado de recibir ofertas: "Hubo algún candidato incluso para ganadería porque hay muchos metros cuadrados". De momento, el proyecto que más le ha convencido es el de un grupo de jubilados que quiere la aldea para construir un complejo de viviendas en el que vivir todos juntos.

Rosa María y su marido son los encargados de encontrar estos lugares. No dejan de recibir llamadas ya que son muchos los interesados en poner a la venta propiedades abandonadas, ellos se encargan de encontrarles el comprador adecuado.

Castillos, torreones, fincas, aldeas hasta Palacios del siglo XIX son las ofertas que se pueden encontrar en su página web, a la espera de que alguien vuelva a llenarlos de vida.