Castilla y León

La Policía rescata a un bebé encerrado en un coche: su padre olvidó que iba con él

Los agentes de la Policía Nacional y Local de Burgos han auxiliado a un bebé que estaba llorando en el interior de un vehículo.

Coche de Policía Nacional

Coche de Policía Nacional EFE (Archivo)

Publicidad

Los agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Burgos han auxiliado a un bebé que estaba llorando en el interior de un vehículo estacionado en un garaje. Al parecer, el padre había subido al bebé al coche con la intención de que se durmiera y, de regreso a casa, se le olvidó que lo llevaba detrás, según han informado fuentes policiales a Europa Press.

Un vecino alerto de lo ocurrido

El suceso ocurrió durante la madrugada del 24 de enero, sobre la 01:00 horas. Un vecino llamó a la Sala del 091 alertando de que al bajar su vehículo al garaje escuchó el llanto de un niño. El testigo se acercó al turismo y observó que había un niño de corta edad en el interior.

Al momento, la Policía Nacional comprobó que en la parte trasera del coche estaba sentado el bebé en la silla de seguridad con el sistema de retención ajustado correctamente y vestido con ropa adecuada, aunque el vehículo estaba cerrado.

Actuación policial

Con el fin de salvaguardar la seguridad del pequeño y mientras realizaban gestiones para averiguar la propiedad del turismo y el domicilio del propietario, los agentes decidieron romper el cristal delantero, ya que era el que estaba en el lado opuesto del niño. Acto seguido, cogieron al bebé, lo calmaron y lo arroparon. Allí mismo comprobaron que estaba en perfecto estado de salud.

Después, los agentes franquearon la entrada del domicilio que aparecía como referencia del titular del vehículo. El hombre reconoció al bebé como suyo y manifestó a los policías que eran padres de una familia numerosa y que tenían otro bebé recién nacido, que se había llevado su mujer.

La madre se llevó al hermano del bebé

La madre del bebé fue a visitar a unos familiares con sus hijos. Durante el trayecto para acercarlos a casa, el hombre se llevó a otro de sus hijos con la intención de que se quedara dormido. Ese suceso hizo que, al volver a su domicilio, y tras estacionar y cerrar el coche, se despistara y, de manera inconsciente, olvidara que su hijo se había quedado dormido en el interior. El padre incidió en que nunca antes le había ocurrido.

Los agentes, además, entrevistaron a la mujer y comprobaron que ambos progenitores se encontraban en plenas facultades. El estado de las condiciones de vida de la pareja también eran las adecuadas.

Seguimiento preventivo

La Policía Local ha puesto en marcha un seguimiento correspondiente del menor con una trabajadora social de guardia y los agentes de la Policía Nacional han informado a la autoridad judicial competente.

Publicidad