La Policía peruana no descarta que la joven valenciana Nathaly Salazar, desaparecida en ese país desde el 2 de enero y supuestamente muerta en un accidente de tirolina, sufriera una agresión sexual, según ha desvelado su hermana, Tamara Salazar.

De hecho, la familia de Nathaly, española de origen ecuatoriano, insiste en las "incoherencias" manifestadas por los dos detenidos en relación con este suceso porque la joven tenía experiencia en este tipo de prácticas deportivas, y está a la espera de la nueva reconstrucción de los hechos que se producirá este miércoles, en la que participará la policía científica. Tamara ha explicado que el objetivo es comprobar si estos dos detenidos "están diciendo o no la verdad" ante las "incoherencias" en sus declaraciones. "Hay muchas dudas, mucha incertidumbre, la familia y amigos no nos creemos que fuera un accidente, ¿dónde está la sangre?", ha subrayado.

Además, ha indicado que su hermana había cursado un ciclo medio y otro superior relacionado con las actividades deportivas y trabajó en Venta del Moro en una empresa que se encargaba de realizar actividades al aire libre. "Tiene experiencia", ha incidido Tamara, que subraya también que la policía peruana no descarta tampoco que se produjera una agresión sexual. Por el momento, no se ha encontrado el cuerpo de la joven. Por otra parte, ha negado que su hermana fuera amiga de uno de los detenidos, como ha trascendido, ya que tan solo le conocía del traslado del pueblo en que se alojaba a la zona de la tirolina.

Dos agentes especializados del Equipo de Intervención Exterior de la Policía Nacional desplazados a Perú están colaborando con las autoridades locales en las investigaciones para encontrar el cuerpo de Nathaly, después de que la División de Investigación Criminal peruana detuviera a dos personas presuntamente relacionadas con los hechos y que habrían mantenido contacto con ella en la zona de Maras-Moray por última vez.

Los arrestados han manifestado que Nathaly murió de forma accidental y que se deshicieron del cuerpo arrojándolo al río Urubamba, donde se centran ahora las labores de búsqueda.

Los detenidos son Jainor Huila Huamán, de 19 años, y Luzgardo Pillcopata Amaru, de 21, según informó el domingo el Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Cuzco. Familiares de la joven han viajado a la zona, donde están acompañados por representantes del Consulado español en Cuzco.

Las investigaciones están centradas, según explica la Policía Nacional, en localizar el cuerpo de la mujer, para lo cual se han desplazado unidades de montaña hasta el lugar donde permanecen los agentes españoles para prestar su colaboración.