La Policía Nacional inició una persecución por las calles de Fuengirola.

Publicidad

Pederastia

La Policía Nacional detiene en España a dos pederastas buscados a nivel internacional

La investigación comenzó cuando la Policía de Australia divulgó, a través de una base de datos de la Interpol, unas fotografías que establecían España como el lugar del suceso.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos pederastas que figuraban entre los más buscados a nivel internacional. Los arrestos se realizaron en Gandía (Valencia) y Gijón. Son el resultado de una investigación de casi dos años, que comenzó tras ubicar en España el escenario de unas imágenes donde se mostraban graves abusos sexuales a una menor.

Los agentes comprobaron su presunta participación en otros hechos similares con dos niñas de su círculo familiar. La investigación se inició cuando la Policía de Australia publicó varias fotografías, que habían sido descubiertas en la red TOR, una base de datos mundial dependiente de Interpol.

Los investigadores de la Unidad Central de Ciberdelincuencia establecieron que la menor podría encontrarse en España, tras analizar las fotografías. Tras detener al primer pedófilo, este reconoció haber realizado las fotografías, pero no haber compartido dicho material.

También localizaron a un segundo pedófilo, identificado como el 'mentor'. Los agentes comprobaron su peligrosidad, ya que estaba siendo perseguido por diferentes cuerpos policiales europeos. Finalmente se identificó que era un hombre de 30 años, residente en Gandía.

Una vez identificado, comprobaron que se quedaba a cargo de las dos hijas de su pareja de 8 y 11 años, por lo que los agentes actuaron de forma rápida. En el domicilio encontraron más de 80.000 archivos de contenido pedófilo infantil escondidos por varios programas.

Los investigadores destacan, tras un año de investigación, que el detenido seleccionó a la madre de las niñas como pareja para poder estar con ellas durante mucho tiempo. Además, se convirtió en el tutor de las niñas, ya que su pareja entró en prisión, aunque por hechos no relacionados con la investigación

Publicidad