SON MÁS SEGUROS Y ERGONÓMICOS

La Policía de Madrid estrenará nuevos uniformes azules con el emblema del brazo en color rosa

El Ayuntamiento de Madrid ha informado de que "estas prendas se adaptan a las condiciones físicas y a las necesidades y retos del colectivo". Los uniformes recuperan el color azul y el emblema del consistorio en el brazo, esta vez en rosa fucsia.

Nuevo uniforme de la Policía Municipal de Madrid

Publicidad

La Policía Municipal de Madrid va a renovar sus uniformes en fechas próximas, adoptando una nueva imagen corporativa que recupera el color azul, "respetando la línea histórica que distingue este Cuerpo", ha informado este miércoles el Consistorio matritense en una nota de prensa.

La renovación se ha realizado desde el Area de Salud, Seguridad y Emergencias con acuerdo de los sindicatos representativos de los agentes municipales, quienes además se han implicado en la definición de las características y las necesidades de la uniformidad. Cada uno de los más de 6.000 agentes de Policía Municipal dispondrán de un conjunto de 21 prendas en una gama de azules, "en consonancia con el color de la mayoría de las policías europeas".

"Estas prendas se adaptan a las condiciones físicas y a las necesidades y retos del colectivo en la prestación del servicio diario, potenciando la seguridad, la durabilidad y la comodidad que se requieren para el cumplimiento de sus funciones. Con la renovación se ha buscado la mejora en la calidad de los materiales, la ergonomía y la usabilidad", ha indicado el Ayuntamiento.

El nuevo vestuario responde a la teoría de las tres capas para conseguir la evacuación de la humedad hacia el exterior, utilizando diferentes elementos que protegen al agente de la pérdida de calor en bajas temperaturas. La cazadora y el chubasquero se fabrican con tecnología windstopper e hydrodry y cremalleras termoselladas, que evitan la penetración del agua y la pérdida de calor. La primera y segunda capa tienen materiales técnicos transpirables que no absorben el sudor.

Los pantalones son bielásticos (horizontal y vertical), repelente de líquidos, y disponen de 8 bolsillos y cintura de silicona, que se eleva en la parte trasera. Las botas técnicas de servicio son impermeables y transpirables, con suela Vibram antideslizante, membrana termo reguladora y refuerzo en los tobillos y en la puntera, y sistema de seguridad en los cordones.

Todas las prendas cuentan con materiales reflectantes de alta visibilidad. La de cabeza, los chalecos antibalas y las superiores incorporan en la parte frontal el escudo del cuerpo y el número policial de cada agente. Otra novedad es que se va a dotar a los agentes de una prenda de cuello de tejido térmico, con una pieza de material anticorte de nivel 5, así como prendas interiores de material térmico.

Los nuevos uniformes recuperan también el emblema del brazo, esta vez en color rosa, retomando la identidad al Cuerpo de Policía Municipal. Por otra parte, cada unidad se identificará mediante su insignia en el brazo izquierdo.

Por otro lado, los agentes de Policía Municipal han recibido ya los primeros 2.500 chalecos antibalas personalizados, tanto los masculinos como los femeninos. Se componen de dos fundas interiores y una exterior, y de una bolsa de transporte. Su nivel de protección balístico es de nivel IIIA y sirven, también, de protección anticuchillo y antipunzón, similar al de otros cuerpos de seguridad.

Publicidad