La Policía Local de Lugo intercepta un vehículo con la matrícula pintada con rotulador

Publicidad

Galicia

La Policía Local de Lugo multa al conductor de un vehículo con la matrícula pintada con rotulador

La Policía Local de Lugo llevaba a cabo un operativo relacionado con las restricciones a la movilidad por el coronavirus cuando surgió la sorpresa. Uno de los coches interceptados era un vehículo con matrícula extranjera que estaba pintada con rotulador permanente.

Ser policía local y estar en un control da para muchas anécdotas, algunas sorprendentes, como la que ha pasado en Lugo donde los agentes encontraron algo poco habitual entre todos los vehículos revisados para controlar el cumplimiento de las restricciones por el coronavirus. La Policía Local de Lugo interceptó durante este fin de semana a un hombre que conducía un coche con matrícula extranjera que incumplía las normas de forma muy llamativa.

Pintada con rotulador

Los agentes de la policía local comprobaron que los números habían sido pintados con rotulador permanente. Ocurría en el transcurso de los operativos de vigilancia llevados a cabo atendiendo a las restricciones de movilidad del coronavirus. Entre todos los coches revisados durante el dispositivo apareció ese coche. La patrulla trabajaba en el centro urbano de la ciudad cuando comprobaron que un total de cinco vehículos circulaban sin el seguro obligatorio.

Multa y retirada del vehículo

A todos ellos se les dio el alto, se les multó con una sanción que alcanzó los 1.500 euros y se les retiró el coche al depósito municipal. La incredulidad de los agentes creció cuando comprobaron que existen dos vehículos con matrícula extranjera y uno de ellos tiene las letras y los números escritos con un rotulador negro permanente que pueden leerse con claridad, y con tinta, en la placa de la parte trasera del vehículo.

La importancia de tener el seguro en vigor

Además de este curioso episodio, la Policía Local lucense sorprendió durante el fin de semana a dos conductores que duplicaban la tasa de alcoholemia permitida, con 0.55 miligramos por litro de sangre, y 0.53, respectivamente. Las multas, en este caso, ascendieron hasta los 1.000 euros y se les retiró, a ambos, seis puntos del permiso de conducir.

La Policía recuerda la importancia de mantener los seguros en vigor, de evitar siempre el alcohol durante la conducción y de hacer uso únicamente de las medidas homologadas por la Dirección General de Tráfico.

Publicidad