El Metro de Madrid es uno de los escenarios más recurridos por los carteristas de la ciudad. A diario la policía identifica a decenas de carteristas que actúan dentro del metro. La mayoría son extranjeros y nueve de cada diez, reincidentes.

Algo tan sencillo como meter el teléfono móvil o la cartera en el bolsillo del pantalón es un gesto que facilita el robo a los carteristas. Alrededor de 50 de ellos roban cada día en el metro. Durante todo el día entran y salen de este con ropa diferente y utilizan otras prendas de ropa que sujetan con el brazo, como una chaqueta, para esconder los artículos robados.

Más de 8.000 cámaras de seguridad graban cada segundo para intentar descubrir a los carteristas y reducir los robos. Además, la policía vigila a cada minuto el metro de Madrid vestidos de paisanos, con la intención de identificar a los posibles ladrones.

También te puede interesar...

VÍDEO: Varios pasajeros del Metro de Barcelona se encaran con dos personas por robarle el móvil a una chica

Un conductor de autobús impide que un carterista robe a una anciana