MURIÓ POR UNA BRUTAL AGRESIÓN

La Policía afirma que el niño hallado muerto en una maleta sufrió maltrato anterior muy grave con padecimientos prolongados durante tiempo

"En 20 años de servicio nunca vi nada igual. Hubo un indudable maltrato previo brutal. Vi a compañeros saltárseles las lágrimas", ha indicado el inspector de Policía durante el juicio.

El hombre y la mujer acusados del asesinato del hijo de ella, de veintiún meses, en octubre de 2014 en Oviedo

Publicidad

El Jefe de Grupo de inspecciones Oculares de la Policía Científica ha sido este martes muy tajante respecto a la muerte y anterior maltrato del pequeño de 20 meses cuyo cadáver fue hallado en el interior de una maleta en las proximidades del apeadero de la Argañosa de Oviedo en noviembre de 2014. El agente ha manifestado que "sin ninguna duda" el niño "murió por una brutal agresión y las lesiones presentaban un maltrato anterior muy grave con padecimientos prolongados durante tiempo".

"Pocas veces se ven agresiones de este tipo"

La segunda jornada del juicio contra los dos acusados por matar al niño de 20 meses, su madre Fadila C. y su entonces pareja, David F., está resultando realmente dura con los testimonios de los agentes que participaron en el caso. Así, el anterior agente explicó que "pocas veces se ven agresiones de ese tipo". "En 20 años de servicio nunca vi nada igual. Hubo un indudable maltrato previo brutal. Vi a compañeros saltárseles las lágrimas", ha indicado el inspector.

"Lo que observamos en la inspección ocular posterior en el piso -de los dos acusados- es compatible con la brutal agresión, pero además la escena está manipulada para que quien entrase no lo notase", ha indicado el agente que ha detallado como hallaron restos de sangre en muchos lugares de la habitación del pequeño y en el salón el vivienda que indicaban que hubo "golpes violentos contra el pequeño que además debió de ser agitado e impactado contra la pared".

Publicidad