El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha censurado hoy el polémico pregón del carnaval de Santiago, en el que un humorista hizo alusiones a "los huevos" del apóstol Santiago e hizo insinuaciones sobre felaciones de la virgen del Pilar al santo, por entender que indigna "a la mayoría".

A través de un mensaje en su cuenta personal de la red social Twitter, Rajoy ha expresado su apoyo a los vecinos "que quieren que las fiestas, como el pasado carnaval, sean momentos de respeto y convivencia, y esperan eso mismo de su ayuntamiento".

 

"Los pregones deberían servir para invitar a todos a la celebración, no para indignar a la mayoría", concluye el mensaje de Rajoy. En el pregón, el dramaturgo Carlos Santiago representó un monólogo que ya había interpretado en numerosas ocasiones, en el que se alude a "los huevos" del Apóstol Santiago e insinúa felaciones de la Virgen del Pilar al santo.

Estas palabras suscitaron algunas críticas de asistentes al pregón por su contenido soez y ofensivo hacia los católicos, a las que se sumó posteriormente la Iglesia, que convocó una jornada "de desagravio" al apóstol y a la virgen del Pilar. Posteriormente, la Asociación Galega de Dramaturxia manifestó su apoyo al artista y denunció la "tergiversación" de sus palabras en dicho pregón, pronunciadas en Carnaval.