43.007833

Publicidad

Polémica

Polémica por la colorida intervención de Okuda San Miguel en el cántabro Faro de Ajo

Okuda San Miguel ha pintado el Faro de Ajo, una infraestructura inaugurada en el año 1930, con un formato colorido que ha generado polémica por su nueva estética y por su coste, que ronda los 40.000 euros.

En resumen

  • Cinco asociaciones culturales pidieron sin éxito que el proyecto se paralizará

Polémica por la intervención del artista santanderino Okuda San Miguel en el Faro de Ajo en la costa cántabra. Su interpretación colorista en esta infraestructura inaugurada en el año 1930 no ha gustado a todos.

Cinco asociaciones culturales pidieron sin éxito que el proyecto se paralizará, alegando que era un "atropello patrimonial". También se ha criticado su alto coste, de 40.000 euros.

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, lo defiende y todo apunta a que se convertirá en un reclamo turístico para la zona. Se ha inaugurado el pasado miércoles y ya ha empezado ha recibir visitas.

El Faro de Ajo ha sido pintado con aerosoles, con un formato muy colorido, durante dos días y medio.

Publicidad