25.002333

Publicidad

Coronavirus

Así se ha vivido en un vuelo a Gran Canaria la falta de distancia de seguridad por el coronavirus

Los pasajeros se quejan de que la mayoría de los asientos estaban ocupados en plena crisis del coronavirus en este vuelo entre Madrid y Gran Canaria. La Guardia Civil ya ha denunciado a la aerolínea.

Varios pasajeros que han volado entre Madrid y Las Palmas este fin de semana se han quejado de las condiciones en plena crisis del coronavirus por la falta de medidas de distancia social. Al embarcar en el avión se dieron cuenta de que la mayoría de los asientos estaban ocupados.

"Estamos a diez de mayo del 2020, plena Fase 0 del confinamiento, situación de emergencia en España... vamos a despegar con el avión lleno", dice una pasajera en un vídeo que grabó. Denuncia por tanto que no se respetara la distancia de seguridad.

Al llegar el vuelo a Las Palmas, la Guardia Civil ya había visto el vídeo en redes sociales y al aterrizar el avión se comprobó la ocupación. Iban 155 pasajeros de un máximo posible de 180, lo que supondría un 86% de su capacidad. La Guardia Civil denunció a la compañía y la denuncia la tramitará la Delegación del Gobierno en Las Palmas.

Desde la compañía aseguran que cumplían con todas las condiciones y que el aire dentro del avión estaba en constante renovación. Además, insisten en que todos los pasajeros llevaban mascarilla. Los pasajeros, por su parte, lamentan que todavía nadie les ha dado una explicación a esa queja que manifestaron en redes sociales.

Por su parte, el Gobierno canario se ha dirigido esta noche públicamente a las aerolíneas para exigirles que cumplan "la normativa que establece la adecuada separación de seguridad entre pasajeros", tras la polémica que ha generado un vuelo también este domingo entre Madrid y Gran Canaria.

Quejas en redes

A través de Twitter y otras redes sociales, varios pasajeros de ese vuelo se han quejado de que la cabina iba casi al completo, sin dejar una butaca de separación entre viajeros, como ellos consideraban que correspondía para guardar la distancia de seguridad recomendada en los protocolos de prevención del COVID-19.

Publicidad