Mario Muñoz-Atanet es un ingeniero de caminos que ha participado en el equipo de rescate que durante 13 días luchó contra la montaña para rescatar al pequeño Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán.

La madrugada del viernes al sábado, tras más de 30 horas de trabajo, los mineros llegaron al punto donde se encontraba el cuerpo sin vida del pequeño y llegaba así el desenlace que nadie quería. La noticia rompía los corazones de todas España, pero sin duda afectaba sobre todo a todo ese equipo que durante días dedicó todos sus esfuerzos para sacar a Julen del pozo.

Ahora, Mario Muñoz-Atanet ha escrito un emotivo poema con el que quiere recordar y agradecer el gran trabajo desempeñado por todo el equipo de rescate. El poema, que no ha tardado en correr como la pólvora por las redes sociales donde cientos de cuentas los comparten, es el siguiente:

"Trece días de este enero

Quisiera borrar de mi vida

13 días de este enero,

quisiera olvidar de mi mente

esa angustia y desespero.

Quisiera cavar con mis manos

ese monte todo entero,

quisiera encontrar el amparo

para esos padres sin consuelo.

Quisiera quedarme con la gente

con el corazón de todos ellos,

¡Grandes!, hombres y mujeres

Que Dios los guarde a todos ellos.

Todos a una sumando

guardias, doctores, mineros,

bomberos y voluntarios

emergencias, técnicos y obreros.

Quisiera reconocer el valor

fortaleza y tenacidad,

de un caminero singular

nuestro Ángel, García Vidal.

Aceptó la responsabilidad

no dudó ni dio paso atrás,

y unió a los que fuimos a parar

a ese cerro singular.

Excavamos aquel lugar

diez días sin descansar,

pensando en encontrar,

un milagro en Totalán.

No quiero medallas

méritos ni reconocimientos,

algo así no merece

que se celebre ningún festejo.

Hicimos lo que pudimos

abrazados todos a un sueño,

albergando la esperanza

de poder salvar a un pequeño.

Ahora lloro en mi cama

abrazado a mis pequeños,

y quisiera borrar de mi vida

13 días de este enero".