El pocero y el dueño de la finca se han culpado mutuamente y han evitado la responsabilidad por la muerte del pequeño Julen en la finca de Totalán.

El pocero ha respondido al dueño de la finca, que asegura que la responsabilidad es suya: "Yo lo tapé en condiciones, hice las cosas bien, ahora puede decir misa".

El dueño de la finca donde murió Julen: "Jamás pensé que allí cabía un niño, no me lo perdonaré nunca"

David Serrano, el propietario de la parcela de Totalán donde el pequeño Julen se cayó a un pozo el pasado mes de enero, ha estado en el punto de mira de las informaciones después de que el hombre encargado de sellar el pozo de la finca asegurara que lo había tapado.