Publicidad

Naturaleza

El plan perfecto en un jardín de Excelencia Internacional en Galicia: paz, naturaleza y camelias

Los jardines del Castillo de Soutomaior, en Pontevedra, cuentan con árboles y plantas procedentes de todo el mundo. Son 25 hectáreas de vegetación en las que la gran protagonista es la camelia, que vive en estos momentos su máxima expresión con la floración.

El origen del Castillo de Soutomaior se remonta al siglo XII. Una fortaleza militar y defensiva que se construyó en un lugar estratégico, en Soutomaior, Pontevedra. Cerca del mar y de los ríos más importantes de la zona, pero lo suficientemente elevada para protegerse de los extraños con cierta tranquilidad.

Privilegiada su ubicación y privilegiado también el suelo sobre el que se asienta, rico para el cultivo de las tierras de los alrededores y, a la vista está hoy en día, para crear un espectacular jardín cargado de historia y de todo tipo de plantas.

En el XIX el Castillo pasa a manos del marqués de la Vega de Armijo, y se convirtió en la residencia de verano de la familia. Ellos fueron los creadores del inmenso parque que rodea la construcción. Los árboles más antiguos son los castaños, con 800 años de antigüedad, pero cuenta también con especies traídas de distintos lugares del mundo y con una excelente colección de camelias que es ya de las más valoradas de la zona.

Originaria de Asia, la camelia se ha dado en llamar la Flor de las Rías Baixas, debido a lo bien que se da en esta ubicación. Tanto es así que incluso hay ya especies propias de Galicia, pese a no ser su hábitat natural.

En plena floración, los más de 4000 ejemplares que cuenta este Jardín de Excelencia Internacional, se encuentra en el mejor momento para su visita. Por ello se han organizado ya visitas guiadas para que todo el que quiera, cumpliendo escrupulosamente las medidas de seguridad y los aforos marcados, pueda disfrutar de esta maravilla.

Publicidad