COVID-19

Así es la pirexia, el efecto secundario común entre los vacunados con la tercera dosis de coronavirus

Te contamos en qué consiste la 'pirexia', uno de los efectos secundarios más comunes entre los que se han vacunado contra el coronavirus con la tercera dosis de Moderna.

Coronavirus

Coronavirus Pixabay

Publicidad

En el último Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas contra el COVID-19 que ha publicado el Ministerio de Sanidad se detallan los principales efectos secundarios que sufren las personas que han sido vacunadas contra el coronavirus con algunas dosis específicas, como la tercera de Moderna en este caso. Uno de estos efectos secundarios que sufren los pacientes es la Pirexia.

La Pirexia es el principal efecto secundario que han presentado los vacunados con la tercera dosis de la vacuna de Moderna y consiste en un proceso febril, con cefalea, linfadenopatía, malestar, además de migraña. Esta tercera dosis de Moderna ha sido administrada a más de 13 millones de personas, aunque no es la vacuna que más se ha inoculado en España, la de Pfizer está por delante.

¿Qué es la Linfadenopatía?

El principal efecto secundario de la vacuna contra el COVID-19 es la Linfadenopatía, es decir, inflamación de los ganglios linfáticos, seguido de Pirexia, Cefalea, Mialgia y Malestar.

Efectos secundarios de la tercera dosis

Los efectos secundarios que suele sufrir gran parte de la población que ha recibido la vacuna de Moderna son: Pirexia, cefalea, linfadenopatía, mialgia, malestar, dolor en la zona de vacunación, náuseas, fatiga, artralgia y escalofríos.

Por otra parte, las personas a las que se les ha administrado la vacuna BioNTech, Pfizer, suelen sufrir efectos secundarios como infadenopatía, pirexia, cefalea, mialgia, malestar, fatiga, dolor en la zona de vacunación, escalofríos, artralgia y dolor axilar.

Son un total de 2.053.572 los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años los que ya han recibido la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, mientras que 1.554.655 también han recibido la segunda, esto es un 53,8% con una de las dosis y el 40,7% con la pauta completa.

Se retiran las mascarillas en interiores

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció hace ya unos días una de las noticias más esperadas desde el inicio de la pandemia del coronavirus, y es que el Gobierno pone fin a la obligatoriedad de la mascarilla en los espacios interiores a partir del próximo 19 de abril, medida que entrará en vigor el día siguiente, el 20 de abril.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez decidía tomar esta decisión porque "afortunadamente" España cuenta con un "altísimo nivel de inmunización" y una situación epidemiológica "en un contexto favorable", decía Carolina Darias después de una de las reuniones del Consejo Interterritorial de Salud. La ministra incidía en la "menor gravedad" de ómicron, la variante dominante desde hace unos meses.

Publicidad