La Policía Nacional investiga los hechos

Publicidad

Agresión Elche

Piden prisión permanente revisable para la pareja acusada de golpear y estrangular a su hijo de dos años en Elche

La acusación particular del caso que juzga a la pareja acusada de asfixiar y golpear hasta la muerte a un niño de dos años, ha pedido para ellos la prisión permanente revisable.

La acusación particular va a pedir que se aplique la prisión permanente revisable a una pareja acusada de golpear y estrangular a su hijo de dos años, que murió cuatro días después a causa de la paliza.

El padre biológico del menor quien ha solicitado el aumento de la condena para la madre biológica, y a su novio en un juicio que comenzará este lunes.

Cuando ocurrieron los hechos, ambos se encontraban en su domicilio con el pequeño, cuando tuvo un comportamiento que a los acusados les resultó " molesto. Por lo que, no encontraron mejor forma de corregirlo que propinarle golpes", según ha confirmado el fiscal.

"Agarraron con gran violencia al menor de dos años y, al tiempo le gritaban, le daban golpes, bofetadas y puñetazos que impactaban con fuerza contra su cuerpo". También sujetaban al niño con virulencia para acabar "estampándolo contra la pared", lo que le produjo un gran hematoma y heridas.

Sin embargo; lo que acabó con la vida del pequeño fue el estrangulamiento posterior al que le sometieron los acusados. "Sumidos los acusados en la violencia de la paliza, le agarraron del cuello, oprimiéndolo con tal fuerza que provocaron la asfixia del niño, impidiéndole respirar hasta que se desvaneció por la falta de oxígeno", apunta el texto de la acusación.

Una vez el niño había recuperado la conciencia, la pareja se dio cuenta de la gravedad de los hechos y le llevaron al Hospital General de Alicante, donde acabó muriendo.

Los forenses confirmaron que el pequeño tenía cicatrices de heridas y contusiones anteriores en la cabeza, columna, costillas, pulmones y otras partes del cuerpo.

Según el escrito de acusación, los padres han confesado que los motivos por los que le pegaban eran "para corregirle", ya que era "su manera de educar al niño".

Además, de la pena de prisión, la Fiscalía también solicita una indemnización de 75.000 euros para el padre.

Publicidad