Feria de Abril de Sevilla

Publicidad

estos niños son muy sensibles al ruido

Piden al menos cuatro horas sin ruido en la Feria de Sevilla para que puedan ir niños con autismo

Las personas que sufren esta enfermedad tienen una mayor sensibilidad a los estímulos sensoriales, por lo tanto, los ruidos suponen para ellos una sobrecarga sensorial por encima de su umbral tolerable que les puede provocar incluso dolor.

La Asociación Síndrome de Asperger de Sevilla ha pedido que en la próxima Feria de Abril haya al menos cuatro horas en las que no haya ruidos en la zona de los atracciones para que los niños con autismo puedan disfrutar de esta fiesta.

La petición, que se realizado a través de la plataforma change.org, ha reclamado que los los niños que sufren esta patología tengan las mismas facilidades que el resto para divertirse en la feria, aunque sea tan sólo unas horas.

Esta petición se debe a que los niños que sufren autismo son muy sensibles a los estímulos sensoriales, “de forma que estímulos que normalmente los demás pueden soportar para ellos suponen una sobrecarga sensorial por encima de su umbral tolerable, a veces incluso dolorosa , provocándoles ansiedad extrema, crisis, bloqueos y ataques de pánico”.

Esta peculiaridad, “que tiene una base orgánica, provoca que muchas familias encuentren extremadamente difícil disfrutar de la Feria de Sevilla o llevar a sus hijos a los ‘cacharritos’”, señala esta asociación.

Lamentan que la fiesta mayor de Sevilla no pueda ser compartida y disfrutada por estas personas y sus familias, por lo que solicitan “el apoyo de los ciudadanos solidarios para pedir al Ayuntamiento que se reserve un día en cuya tarde haya cuatro horas sin ruidos ni música en la 'calle del infierno' para que los niños y niñas Asperger o en general dentro del espectro autista puedan disfrutar de la feria”.

Publicidad