Este fin de semana se ha celebrado la XVII edición de la Feria de la Trufa de Soria en la localidad de Abejar. El Ayuntamiento ha otorgado la 'Trufa de oro' a la Diputación de Soria por su apuesta por esta Feria.

La trufa se ha convertido en un motor turístico "vinculado a un producto de excelencia".

Los hocicos más refinados y entrenados para encontrar el diamante negro de la gastronomía son los protagonistas de esta feria. 17 perros han participado en la búsqueda de la trufa más grande y ha sido un perro trufero de Zaragoza el que este año ha encontrado el tesoro, más o menos de 62 gramos.

Los perros detectan una hormona que suelta la trufa cuando se desprende del micelio. En esta feria internacional se encuentran las diferentes variedades, formas y tamaños de este hongo que alcanza en el mercado un precio medio de 800 euros el kilo.

Este año en Soria se recolectarán entre 3.000 y 5.000 kilos. Una simbiosis necesaria que hace que las frías tierras sorianas sigan latiendo.