165.994500

Publicidad

Dirección General de Tráfico

Pere Navarro, sobre el aumento de las sanciones al conducir con el móvil: "Cuando comenzó el permiso por puntos no existía el WhatsApp"

El Director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, ha explicado en Espejo Público los cambios de la normativa de seguridad vial donde, por primara vez, se incluyen medidas para los patinetes eléctricos.

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, ha sido entrevistado en Espejo Público tras conocerse las nuevas normas de seguridad vial donde ha señalado que "tocar la velocidad es un tema delicado", aunque es una "buena señal".

El objetivo es reducir en un 50% las cifras de siniestralidad en el asfalto, aunque este año las cifras no sirven como referencia debido a las diferentes restricciones por el coronavirus. Navarro indica que "el año pasado bajaron un 6% los fallecidos en carreteras y subieron un 6% los fallecidos en ciudades" y que "por primera vez de la historia, los vulnerables: ciclistas, motoristas y peatones, superaron a los fallecidos sobre cuatro ruedas.

Sobre el carnet de puntos, la infracción por conducir con el móvil pasa a la retirada de 3 a 6 puntos, y de una multa de 220 euros a 500 euros. "Cuando comenzó el permiso por puntos no existía el whatsApp", señala Navarro, que "desde 2016 la mayor causa de accidentes es por distracciones".

La velocidad máxima en las ciudades a 30 kilómetros por hora y a 20 kilómetros por hora si es una calzada sin diferencia de nivel, es decir, sin acera. Ante esto Navarro señala que "la novedad es de 30 kilómetros. Son las vías de un único carril. Las ciudades poco a poco están poniendo el límite en 30 kilómetros por hora".

"Para regular temas dentro de la ciudad hay que ir con mucho cuidado. Nos lo habían pedido Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Málaga y la federación española de municipios".

La regulación de los patinetes eléctricos impide que puedan circular por la acera, aclara Navarro.

Sobre la multa de utilizar inhibidores de radares, que consiste en impedir el funcionamiento del radar y poder circular a velocidades superiores a las obligatorias.

A partir de ahora se puede conducir autobuses y camiones a partir de los 18 años, antes era a los 21 años, que cuenten con el carnet de conducir. Navarro señala que "esto facilita el acceso a los trabajadores y que hay falta de conductores".

Las normas entras el 1 de enero o el 1 de julio, mientras que el tema de las velocidades entrará en vigor en seis meses. Todas estas nuevas normas fueron anunciadas este martes tras el Consejo de Ministros.

Publicidad