El incidente duró varios minutos. Alertados por los gritos, los vecinos, que aseguran estar hartos de conflictos de este tipo, avisaron a la Policía.

Varios vehículos de la zona quedaron dañados por las piedras.

Un hombre ha sido detenido por un delito de lesiones.

Los hechos han ocurrido a las 6.50 a la salida de una discoteca.