Un joven de origen árabe se enfrentaba con un cuchillo a uno de sus rivales en la pelea que ha tenido lugar en el bario madrileño de Lavapiés. Con gritos como "¡Te voy a asesinar, hijo de puta!", los vecinos de la zona fueron sobresaltados y advirtieron a la Policía de que estaba teniendo lugar, una vez más, una reyerta entre una decena de hombres a la salida de un conocido bar.

Este tipo de 'batallas urbanas' son habituales en este barrio, donde el origen de las mismas suele ser siempre problemas con los trapicheos de drogas. La esquina entre las calles Mesón de Paredes y Tribulete está cayendo en una espiral que provoca un efecto llamada a lo peor del barrio y los vecinos reclaman más frecuencia de controles policiales.