124.010500

Publicidad

Coronavirus

Pediatras de Murcia reciben a sus pacientes en un bosque al aire libre

Es una iniciativa pionera que han puesto en marcha los pediatras de centros médicos de Murcia. Al aire libre, en un bosque, y menos expuestos al coronavirus. Así pasan consulta.

Los niños han soportado también estoicamente el estado de alarma por coronavirus y los más de tres meses de confinamiento. Por eso, que mejor que acudir a su pediatra, ahora, al aire libre.

Eso ha pensado un grupo de médicos de Murcia que han elegido un bosque, bajo la sombra de un algarrobo y de una encina, en una mesa de piedra, donde pasan consulta estos días.

Consultas en plena naturaleza

La experiencia es gratificante para los niños, que acuden acompañados incluso por sus mascotas y también por sus padres. La sala de espera se ha convertido en un paseo en plena naturaleza donde los expertos aseguran "que existe un 20% menos de riesgo de contagio de coronavirus".

Es un proyecto piloto que de momento sólo se hace una vez a la semana pero que quieren ampliar: "Estamos mucho más relajados y disminuye la probabilidad de contagio por COVID" asegura la doctora Estefanía Aguilar.

Una sala de espera de 13.000 metros cuadrados

Un lugar, donde no hay problema para guardar la distancia de seguridad, con una sala de espera de 13.000 metros cuadrados de naturaleza.

También citan en este espacio natural a las mujeres embarazadas que aseguran que "se está mejor aquí y más tranquilos".

Publicidad