Crimen de la cabeza

La pareja del decapitado en Castro Urdiales buscó en internet "cuánto tarda en descomponerse un cuerpo"

La mujer acusada de decapitar a su pareja en Castro Urdiales, en Cantabria, se sentará en el banquillo el próximo lunes. Antena3 Noticias ha tenido acceso al informe de la Guardia Civil sobre el ‘crimen de la cabeza’. La acusada buscó en Internet “cuánto tarda en descomponerse un cuerpo”.

Juicio por el 'crimen de la cabeza' de Castro Urdiales

Juicio por el 'crimen de la cabeza' de Castro Urdiales antena3noticias.com

Publicidad

El próximo lunes 4 de noviembre arranca el juicio del conocido como ‘el crimen de la cabeza’. Se sentará en el banquillo para ser interrogada la acusada de decapitar a su pareja en Castro Urdiales, Cantabria, en septiembre de 2019. El juicio será con jurado popular y se desarrollará a lo largo de diez sesiones hasta el próximo día 18 de noviembre. El caso todavía está lleno de incógnitas. En Antena 3 Noticias hemos tenido acceso al informe de hechos elaborado por la Guardia Civil.

Entregó la cabeza en una caja a una amiga

Según el documento, la mujer realizó varias compras de artículos para cortar, así como productos de limpieza como "lejía, amoniaco y guantes". Además encargó una desinfección general en el domicilio de la acusada. La persona que la hizo se encontró varias bolsas de basura llenas y muy pesadas. Al parecer ella le dijo “que tenían tierra y que debía bajarlas al garaje por interior de la casa al coche para tirarlas al contenedor”.

Él cráneo lo metió en una caja y “se lo deja a una amiga” a la que le dijo que tenía "objetos sexuales” y que le daba vergüenza que los investigadores la descubrieran. Cuando la abrió se encontró la cabeza de Jesús Mari envuelta en papel de periódico.

Durante la inspección por parte de la Policía Judicial en el domicilio se encontraron restos de origen biológico “tanto en la casa, como sangre en la zona de la escalera a la planta superior y en el techo”. Muchas de las pruebas estaban en mal estado y no se pudo analizar el ADN, aunque sí lo hicieron con las “encontradas en el rodapié, en la puerta interior o en caja de un móvil”, dando positivo.

El 16 de febrero de 2019 la mujer compró varias herramientas como “una sierra de calar, varios recambios, un martillo de grandes dimensiones y un ladrón eléctrico”. Y a los tres días hizo un pedido por internet de una motosierra. Una semana después, el 26 de febrero, buscó en internet “cómo desatascar una motosierra”. Esta no fue la única búsqueda que hizo en el navegador. Los agentes también detectaron que 3 meses antes de la desaparición del hombre, la acusada intentó averiguar en la red “cuánto tarda en descomponerse un cuerpo” y "si mi marido desaparece sigo cobrando pensión".

La situación económica, posible motivación del crimen

La investigada era, junto a los hijos de Jesús Mari, heredera de sus bienes. En el informe se detalla que la mujer “llegó a consultar a través de webs de asesoría legal la distribución de los bienes que le corresponderían de la herencia”. Por lo que la Guardia Civil considera que la motivación del crimen pudo ser la situación económica.

La mujer tenía dos deudas con una entidad bancaria “de hasta 21.000 euros” y a veces sus hijos le pedían dinero “por las deudas que ellos también mantienen”. En varios mensajes que envía a uno de ellos se extrae que le hizo transferencias “en algunos casos de 1000 euros”. Y debido a la mala situación de su madre, este incluso había comentado la posibilidad “de pedir un préstamo a Jesús Mari”, a lo que ella le comenta que él “no estaría muy por la labor”.

La Fiscalía pide 25 años de prisión

Para la Fiscalía, los hechos ocurridos constituyen un delito de asesinato con alevosía e imposibilidad de defensa, con la circunstancia agravante mixta de parentesco. Por ello piden para la acusada una condena de 25 años de prisión y una medida de libertad vigilada al finalizar la pena privativa de libertad. Por su parte la acusación particular, que representa a los dos hijos del hombre, coincide con la fiscalía en la petición de pena. Finalmente, la defensa de la mujer pide la declaración de no culpabilidad de la acusada y su libre absolución del caso.

Publicidad