DANA Toledo

Pánico en Cobisa, Toledo, donde la fuerte DANA derriba el muro de una vivienda: "¡Socorro, socorro!"

Gritos de auxilio y desesperación por la intensidad con la que la DANA descarga su fuerza en Cobisa, Toledo.

En resumen

Publicidad

El municipio de Cobisa, en Toledo, intenta volver a la normalidad y recuperarse de las consecuencias del paso de la DANA, que mantiene en alerta a 13 comunidades del país. Las intensas lluvias y la tromba de agua de este pasado miércoles han convertido la localidad en auténticos ríos de barro.

Casas anegadas, vehículos arrastrados por la corriente y personas atrapadas, es el balance de una gota fría que en pocos minutos arrasó con todo lo que había a su paso. La violencia del agua en esta localidad de Castilla-La Mancha derribó el muro exterior de una casa y destruyó parte del mobiliario.

La riada destruye parte de una vivienda

El desbordamiento de un arroyo que suele estar vacío hizo que el agua impactara contra una vivienda. En un vídeo compartido en redes sociales se escuchan los desgarradores gritos de los vecinos, propietarios del inmueble, pidiendo auxilio. "¡No, socorro, socorro!", alcanzan a decir desesperados.

Al fondo se observa como todo tipo de objetos y muebles terminan siendo arrastrados por la brusquedad de la riada provocada por el paso de la DANA.

"Hubo un momento que pensé que mi vida y la de mi familia se acababa en ese mismo instante. No sabíamos que hacer porque el agua nos succionó hasta el interior de la casa", reconoce Mario, el joven que grabó el vídeo.

Mario y su familia han perdido parte de su casa y también la clínica veterinaria anexa a la vivienda. "Lo importante es que estemos bien, lo material ya volverá".

María también grabó como el agua entraba en su vivienda que acabó con numerosos destrozos. "Ya no miro el tiempo, lo que tenga que ser será y listo", afirma con resignación.

Lluvias torrenciales en Toledo

Cobisa no ha sido la única zona afectada. En la capital toledana, la peor parte se la ha llevado el barrio de Santa Bárbara. Allí, los comercios tuvieron que cerrar sus puertas para escapar del diluvio que se formó en menos de 1 hora.

A escasos kilómetros, en Guadamur, otra riada ha anegado las calles ocasionando también destrozos en las carreteras e inundaciones de casi 1 metro de altura. En esta localidad, las carreteras y los parques se han cubierto de lodo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos en fase de emergencia nivel 1 para toda la comunidad autónoma.

Publicidad