San Fermín

Calles medio vacías y más vigiladas, así vive Pamplona su segundo año de no Sanfermines

Pamplona se queda sin su fiesta de San Fermín por segundo año consecutivo debido a la pandemia del coronavirus.

En resumen

Publicidad

7 de julio... San Fermín. Pero parece ser que este año tampoco será. La pandemia ha vuelto a evitar que las calles del municipio pamplonés se inunden de gente para celebrar una de las fiestas más populares. En abril el Gobierno de Navarra suspendía de manera oficial los encierros. Una decisión propiciada por la situación sanitaria generada por el coronavirus, tal y como ocurrió en los Sanfermines del año pasado.

Este año las calles de Pamplona están más vigiladas que nunca y la Policía Foral redobla esfuerzos para evitar las aglomeraciones. Y es que los datos no son alentadores. En las últimas semanas la incidencia y los contagios se han disparado. Cerca del 86% de los positivos detectados son jóvenes de entre 16 y 25 años. Por ello el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha pedido que se extreme la precaución y que los ciudadanos no acudan al centro. "Si alguno tiene la idea de venir a ver qué pasa, que sepa que aquí no pasa nada. Que no vengan este año", ha sentenciado.

Macrobotellón de 600 personas

Agentes de la Policía Foral han disuelto esta madrugada en Pamplona un botellón de 600 personas en el barrio de la Rochapea. Al organizador del evento se le ha impuesto una multa de 60.000 euros.

El ocio nocturno cerrará antes

La comunidad tenía previsto flexibilizar las medidas en el ocio nocturno en esta primera quincena de julio. Sin embargo, ante el vertiginoso avance de la quinta ola, se ha decidido dejar en suspenso estas cuestiones durante al menos los próximos 15 días. Por tanto, y hasta nuevo aviso, los locales del ocio nocturno navarros y los de hostelería tendrán que cerrar sus puertas a la 1:00 de la madrugada.

La ilusión por celebrar San Fermín tendrá que esperar hasta 2022

El próximo año las fiestas se vivirán con mayor entusiasmo. "Tenemos una oportunidad de que los Sanfermines de 2022 sean los mejores de la historia", ha advertido Maya. Lo cierto es que antes de la llegada de la COVID-19 hubo otras ocasiones en las que tampoco se celebraron los festejos. La primera en 1937 y 1938, fechas marcadas por la Guerra Civil. La interrupción llegó nuevamente en 1978 cuando la muerte de Germán Rodríguez, hizo suspender la fiesta días antes de lo previsto. Y en 1997, en señal de duelo y repulsa por el asesinato de Miguel Ángel Blanco.