Coronavirus

La pandemia de COVID avanza de forma descontrolada en Cataluña con la amenaza de una quinta ola

Los indicadores de la pandemia en Cataluña reflejan las peores sospechas de los expertos y es que la comunidad podría estar ante una nueva ola de COVID que afecta sobre todo a los jóvenes.

Publicidad

Cataluña avanza de forma descontrolada hacia lo que amenaza con convertirse en la quinta ola del coronavirus que en esta ocasión afecta sobre todo a los jóvenes, con una media de edad que baja a los 27, 4 años.

En las últimas horas se han registrado en la comunidad 5.304 nuevos positivos en Sars-CoV-2 aunque estos indicadores todavía no se reflejan en los hospitales pero sí en las cifras donde el riesgo de rebrote se ha disparado de los 199 puntos hasta los 282 actuales. Tampoco frena la velocidad de propagación del COVID-19 y ya es de 1,71 es decir, que cada 100 infectados contagian a una media de 171 personas, una transmisión comunitaria sin control.

Entre las causas que se barajan, un cóctel explosivo, en el que se mezclan el alivio de las restricciones, que los jóvenes siguen sin haber recibido la vacuna frente al coronavirus, la llegada de la nueva variante delta a la que se le atribuye mayor capacidad de contagio y el detonante de la pasada verbena de San Juan coincidiendo con la reapertura del ocio nocturno.

A fecha de hoy hay 475 personas hospitalizadas con COVID, dos más que ayer, de las que 115 están graves en la UCI, cuatro menos que la víspera y una cifra que no se daba desde el 8 de agosto de 2020.

En la ciudad de Barcelona los indicadores empeoran con un riesgo de rebrote de 515, un total de 137 puntos más que este jueves, y una velocidad de transmisión del virus (Rt) de 1,9.

Incidencia en otras comunidades

Algunos expertos aseguran que estamos entrando en la quinta ola: "En dos o tres semanas es cuando nos podía venir la avalancha de casos y el pico de la quinta ola podríamos sumar hasta 20.000 o 25.000 casos, contagios diarios en esta población más joven", explica Antonio Guirao, profesor de la Universidad de Murcia.

Las comunidades de Cataluña (238 casos por cada 100.000 habitantes), Cantabria (218 casos) y Andalucía (166) lideran el ranking de las comunidades con mayor incidencia.

En Cantabria se notifican más de 200 nuevos casos de covid-19 que sitúan a la incidencia como una de las más altas de España. Este aumento de los casos se debe a concentraciones de jóvenes en botellones y anuncia una mayor presencia policial donde se han producido.

Por el contrario, Galicia, Murcia, Castilla-La Mancha y Ceuta son la autonomías con menor incidencia.