Publicidad

Coronavirus

País Vasco y La Rioja deberían cerrar el interior de la hostelería con las nuevas medidas de Sanidad

Con las nuevas restricciones y medidas aprobadas en el Consejo Interterritorial de Salud, sólo dos comunidades autónomas (País Vasco y La Rioja) están en nivel 3, un escenario que les obliga a cerrar el interior de bares y restaurantes.

Las nuevas medidas y restricciones frente al coronavirus acordadas y aprobadas por el Consejo Interterritorial de Salud el pasado miércoles, que hoy se han publicado en el BOE, han provocado un nuevo enfrentamiento entre comunidades autónomas y Sanidad.

Y es que, pese a que desde Sanidad se han encargado de recordar que las medidas son de obligado cumplimiento, algunos territorios como el País Vasco ya han adelantado hoy mismo que son sus medidas las que están en vigor, por lo que no parecen estar dispuestas a cumplir con lo acordado el pasado miércoles.

Y es que País Vasco y La Rioja, en nivel 3, deberían cerrar los interiores de bares y restaurantes, mientras que las terrazas podrán abrir con un aforo del 75% y 4 personas por mesa.

Pero desde el PSE-EE se acogen a una "cláusula de contextualización" en la nueva orden ministerial para asegurar que sí podrán mantenerse abiertos los interiores de la hostelería. Desde Sanidad tampoco han aclarado si se obligará a cerrar el interior de bares y restaurantes en La Rioja y Navarra.

En los territorios en nivel 2 (Asturias, Aragón, Cataluña, Castilla y León, Madrid, Castilla-la Mancha y Andalucía) se podrá abrir los interiores con un tercio del aforo y 6 personas por mesa. En exteriores, el aforo será del 75% y 6 personas por mesa.

Las comunidades autónomas en nivel 1 (Galicia, Extremadura, Cantabria, Navarra, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y Canarias) podrán abrir el interior de bares y restaurantes con la mitad del aforo y 6 personas por mesa. En exteriores, podrán ocuparse al 100% con mesas de 10 personas como máximo.

Madrid, Galicia, País Vasco, Andalucía... Guerra abierta entre CCAA y Sanidad

Pese a lo estipulado por Sanidad y la obligatoriedad de cumplir con estas restricciones, varias comunidades autónomas han asegurado que seguirán con sus planes de desescalada.

La Comunidad de Madrid ya ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia Nacional la orden ministerial y ha asegurado, por medio del consejero de Justicia en funciones, Enrique López, que el Gobierno de Pedro Sánchez está invadiendo las competencias autonómicas.

También Galicia, otra de los territorios que votaron en contra el pasado miércoles, sostiene que mantendrá su plan de ruta por el momento, mientras sus servicios jurídicos determinan si la norma es o no vinculante y de obligado cumplimiento.

El consejero de la Presidencia de Andalucía, Elías Bendodo, ha advertido al Gobierno que no cuenten con ellos "para dar el golpe de gracia" a la hostelería y arruinarla definitivamente, muy castigada durante el último año y medio por culpa de la epidemia del coronavirus.

Publicidad