Un vecino de Burela, Lugo, ha presentado denuncia ante la Guardia Civil por una estafa de la que dice ser víctima tras contratar a través de las redes sociales un servicio de magia negra y vudú.

Al parecer, pretendía por este método, recuperar a una pareja sentimental con la que había roto. En su denuncia consta que llegó a pagar más de 4.000 euros por este servicio.

Efectuó los pagos a través de varias transferencias.

Al final, se sintió decepcionado y engañado. Dejó de enviar dinero y se decidió a denunciar ante la guardia civil.